ANUNCIO

¿Qué son los neobancos y cuáles son sus diferencias con bancos tradicionales?

Todo lo que tienes que saber acera de este nuevo modelo bancario
neobancos que son
Te decimos qué son los neobancos y cómo funcionan | Foto: Pexels

La era tecnológica ha ocasionado que nuestra relación con el sistema bancario tradicional cambie. La respuesta a este cambio de hábitos financieros trajo consigo un nuevo modelo: los neobancos.

Instituciones bancarias que utilizan la tecnología como su principal herramienta para acercarse a los usuarios y gestionar sus productos financieros, sobre todo en lo que respecta a tarjetas de crédito y débito.

Pero vamos paso a paso. Descubramos primero qué son los neobancos para después analizar sus diferencias con los bancos tradicionales y los beneficios que los han llevado a captar clientes.

banco digital

Así funciona este modelo de banco 100% digital | Foto: Pexels

Neobancos: qué son y cómo funcionan

Los neobancos son instituciones 100% digitales. Es decir que no cuentan con sucursales físicas. Por lo tanto, la atención a los usuarios y la oferta de productos y servicios se lleva a cabo de manera virtual.

Esto ha resultado en un beneficio notable: evitar filas y tiempos de espera propios de los bancos tradicionales. De allí que muchas personas estén comenzando a migrar hacia este nuevo modelo bancario.

En general, su oferta es igual a la de otras instituciones: tarjeta de crédito, tarjeta de débito, crédito personal, etc. Aunque algunos neobancos ya han comenzado a apostar por las tarjetas duales débito/crédito, campo que las entidades tradicionales aún no exploran del todo.

tarjeta de crédito virtual

Puedes solicitar una tarjeta de crédito virtual y, en general, tantos servicios como en un banco tradicional | Foto: Pexels

“No todo lo que brilla es oro”, según la Condusef

Por supuesto, también hay puntos en contra. Por ejemplo, el boom de los neobancos ha dado pie a la aparición de empresas fantasma que buscan cometer algún tipo de fraude.

Por ello, la Condusef recomienda cerciorarse, antes de solicitar cualquier servicio financiero, de la legalidad de las instituciones, físicas o virtuales, a través del Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (Sipres).

Además, debido a su recién incursión en el ámbito bancario, los neobancos aún presentan ciertos problemas relacionados con la calidad de sus plataformas.

Los usuarios reportan fallas como dificultades para realizar aclaraciones, falta de eficiencia en el sistema de depósitos y transferencias, entre otras. Así que solo el tiempo dirá si este nuevo modelo virtual llegó para quedarse o será solo un intento pasajero.

SI quieres conocer más información como ésta, síguenos en Oink-Oink.

ANUNCIO