¿Qué hacer si ya no quiero ser aval?

Ser aval de un mal pagador es una de las primeras causas de estar boletinado en el Buró de Crédito, evítalo así

Por culpa de un deudor, en el que confiaste y por el que decidiste ser aval, ahora tienes problemas con el Buró de Crédito. ¿Te suena familiar? Si eres aval y quieres dejar de serlo, hay algunas opciones para ello.

Un aval es la persona física o moral que se compromete, por la vía de sus propios recursos, a que la deuda de otro acreditado será saldada. Esto implica que cuando alguien deja de pagar la deuda y tú eres su aval, entonces tú tendrás que responder por los pagos atrasados. De hecho, la institución acreedora tiene derecho a ejercer una acción legal contra el aval, para hacer efectivo el cobro.

Cuando una persona deja de pagar un crédito, la deuda pasa a ser problema del aval y esto podría dañar sus finanzas o su historial crediticio. De hecho, en México, ser aval de alguien que no pagó su crédito es una de las principales causas de una mala calificación en el Buró de Crédito. Las opciones que tendrías son limitadas.

¿Qué hacer si ya no quiero ser aval?

La institución que otorgó el préstamo podría embargar tus bienes | Fuente: Pixabay

Para empezar, si eres aval de un mal pagador, puedes optar por pagar la deuda, para no afectar tu historial crediticio. Posteriormente, podrás ejercer acciones legales contra tu el deudor, con el fin de que cubra el quebranto financiero.

En segundo lugar, existe la posibilidad de que renuncies a fungir como aval, pero esta opción obedecerá a los términos del contrato inicial. Y, en última instancia, la decisión de aceptar tu renuncia le compete a la institución que otorgó el préstamo o crédito.

Debes tener en cuenta que las instituciones que otorgan los préstamos tienen el derecho a embargarte en caso de que te niegues a cubrir una deuda. La retención de bienes termina en el momento en que se cubre el monto adeudado.

Infórmate bien sobre todas las condiciones antes de avalar a alguien | Fuente: Pixabay

Antes respaldar la deuda de una persona, asegúrate de que tiene capacidad de pago, infórmate sobre la naturaleza, los términos, las condiciones y el monto del crédito. Asegúrate también de que la comunicación será fluida, para evitar cualquier sorpresa.

Sigue a Oink-Oink para obtener más consejos sobre tus finanzas personales, ahorro e inversión.

 

Publicidad