¿Qué es la Modalidad 40? Te decimos cómo hacer crecer tu pensión

La Modalidad 40 es un régimen que pertenece al IMSS
Imagen: Especial

Los trabajadores que coticen ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) desde antes del 1 de julio de 1997, pueden hacer crecer su pensión hasta los 50 mil pesos a través de la Modalidad 40.

Pero, ¿qué es la Modalidad 40? De acuerdo con el portal Mi Bolsillo, esta Modalidad es un régimen que pertenece al IMSS, con el cual los trabajadores que ya no puedan seguir aportado su cuota bajo el Régimen Obligatorio, porque fueron dados de baja en su empleo, pueden hacer crecer su pensión.

La Modalidad 40, oficialmente llamada Continuación Voluntaria en el Régimen Obligatorio, permite que los trabajadores aumenten el número de semanas cotizadas y así puedan incrementar la cantidad de su pensión de manera voluntaria

Este tipo de régimen está destinado para aquellas personas que dejaron de trabajar y cotizar ante el IMSS pero, que a través de sus propios medios, siguen aportado sus cuotas para el retiro.

Imagen: Especial

Los requisitos son

  • Cotizar ante el IMSS desde antes del 1 de julio de 1997
  • No haber pasado más de cinco años desde su última aportación bajo el Régimen Obligatorio
  • Tener, por lo menos, 52 semanas cotizadas dentro de esos últimos cinco años
  • Que la baja haya sido por el patrón
  • No tener otro trabajo que cotice ante el IMSS

Para inscribirse en esta modalidad hay dos opciones, la primera es que el trabajador acuda a su clínica correspondiente, en un horario de lunes a viernes de 8:00 a 15:30 horas, presentando el comprobante de domicilio, identificación oficial y el último recibo de la cuota patronal.

La segunda opción es a través del portal oficial proporcionado la Clave Única de Registro de Población (CURP), Número de Seguridad Social y un correo electrónico.

Cabe mencionar que bajo esta modalidad, el trabajador no podrá recibir más de 50 mil pesos de pensión mensual y tiene una cobertura de invalidez, retiro, cesantía, vejez, gastos médicos y de vida.

La desventaja, es que mientras la persona esté aportando de manera voluntaria, no tendrá cobertura médica ni su familia y comenzará a obtener este servicio, una vez que esté en el proceso de cesantía.