Qué es la conducción eficiente y cómo te ayuda a ahorrar gasolina

La conducción eficiente te ayuda a reducir en un 15% tu consumo de gasolina
Estas técnicas sirven bien para ahorrar gasolina | Foto: Unsplash

Ahorrar gasolina es una de las mejores formas de cuidar tus finanzas personales. Hay distintos tips que te ayudan a gastar menos combustible como mantener la presión de tus neumáticos en un nivel adecuado, usar menos el aire acondicionado, etc.

No obstante, una de las mejores formas de ahorrar gasolina es la conducción eficiente. Se trata de aplicar ciertas estrategias al momento de circular con tu auto.

A continuación revisaremos qué es este tipo de conducción, cómo aplicarla y cuáles son sus beneficios más allá del ahorro de gasolina. Así que toma nota y sigue leyendo para conocer todos los detalles.

La conducción eficiente tiene distintos beneficios | Foto: Unsplash

Ahorrar gasolina con tu forma de conducir

Las técnicas de conducción eficiente sirven para ahorrar hasta 15% más gasolina que si conduces de forma regular. Además, tiene algunas ventajas que van mucho más allá de cuestiones económicas.

Ahora bien, hay tres estrategias principales relacionadas con este modo de conducción. La primera se conoce como “frenar con motor”. Muchas personas piensan que esto significa cambiar de marcha abruptamente para provocar que el auto se detenga.

Pero, en realidad, frenar con motor es un proceso mucho más sencillo. Consiste en soltar por completo el acelerador en lugar de pisar el freno.

Frenar con motor consiste en soltar el acelerador para que el suministro de combustible se reduzca y el auto disminuya su velocidad | Foto: Unsplash

Esta acción provoca que se reduzca el suministro de combustible hacia el motor y que el auto disminuya su velocidad. Por supuesto, para frenar con motor debes conducir a una distancia prudente para evitar accidentes. 

En segundo lugar, en trayectos prolongados se recomienda circular con marchas largas sin revolucionar el motor. Es decir, avanzar en 4ª o 5ª velocidad sin pisar el acelerador a fondo.

Cuando aceleras de forma abrupta, tu auto gasta más gasolina. De igual manera, las marchas cortas (1ª, 2ª y 3ª) suelen gastar más gasolina si conduces de forma apresurada todo el tiempo.

Se recomienda circular en marchas altas de forma continua para evitar revolucionar constantemente el motor de tu auto | Foto: Unsplash

La última técnica consiste en aprovechar las bajadas para cambiar de marcha. La inercia te ayuda a que el auto avance más rápido; esto te da oportunidad de adelantar los cambios sin necesidad de revolucionar el motor con el acelerador.

Estas tres técnicas, como ya mencionamos, no solo te ayudan a ahorrar gasolina, también mejoran el confort e incrementan la seguridad vial, toda vez que te invitan a manejar despacio, con una distancia prudente con el auto de enfrente y aplicando estrategias que mantienen tu motor en buen estado.

Si quieres conocer más información como ésta, síguenos en Oink-Oink.

ANUNCIO