Multarán hasta con 3 millones de pesos a escuelas privadas que no regresen pagos de reinscripción

Escuelas privadas deberán devolver pagos anticipados si padres deciden abandonar instituciones
Imagen: Especial

Las escuelas privadas podrían recibir una multa millonaria ya que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ha pedido que entreguen la inscripción a los padres que la soliciten y en caso de no hacerlo enfrentarán una multa de hasta 3 millones de pesos.

La imposibilidad de muchas familias para pagar las colegiaturas debido a la pandemia, lleva a que busquen otras escuelas más económicas o públicas para que continúen con la educación.

Imagen: Especial

Esta situación ha generado quejas de los padres hacia estas instituciones que se niegan a devolver los pagos anticipados que realizaron como reinscripción.

Algunos padres que están en esta situación han presentado sus quejas ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), en busca que conciliar este conflicto económico, en donde como consumidores, los padres buscan que se les regrese el dinero que ya pagaron a las escuelas en donde iban sus hijos y que podían pagar, pero ante el impacto económico que ha provocado la pandemia del coronavirus, buscan evitar más daño a su bolsillo.

Ricardo Sheffield Padilla, titular de Profeco, en entrevista con Milenio, dijo que ya conoce esta dependencia de casos de que las escuelas privadas no quieren regresar el pago de reinscripción tras haber hecho la petición los consumidores, y adelantó que en esos casos procede a que podrán ser multadas las escuelas que incurran en esta situación.

Si se elige abandonar el sistema privado y que sus hijos ingresen al público, se debe de respetar el derecho y únicamente lo que deben de hacer las escuelas privadas es devolver los pagos de inscripción que realizaron por anticipado.

Por ello, la multa que se le puede aplicar a la institución es de 3 millones de pesos por no regresar el dinero a los quejosos.

Imagen: Especial

El funcionario consideró que no se debe de cobrar lo mismo sino se van a ofrecer clases presenciales, para lo cual consideró que es ilógico aplicarlos mismos costos del servicio.

Al final, Profeco hace un llamado a conciliar los pagos de colegiaturas e inscripciones de acuerdo al modelo educativo que se impartirá.