¿Cuáles son los problemas de pedir préstamos informales?

Podrías estar asumiendo altos riesgos y terminar pagando intereses poco razonables
Fuente: Especial

Pedir un crédito en el ámbito informal puede ser un gran lastre para tus finanzas, que puede ponerte en un alto riesgo. Te contamos a qué te enfrentas.

Fraude

Cuando eres una persona que busca financiamiento por medios informales, puede ser que tu historial crediticio no sea el mejor, y que tal vez tengas menos oportunidad de pedir un crédito.

Los estafadores suelen aprovecharse de esto y ofrecerte supuestos créditos en los que no revisan buró de crédito. Es habitual que te pidan un pago por adelantado por garantía, para luego desaparecer sin otorgarte crédito alguno.

Fuente: Pixabay

Algunos grupos delictivos pueden ofrecerte dinero a cuentagotas. Y con estos préstamos van a querer pagos semanales, a una alta cuota de interés. Si llegas a retrasarte, podrías recibir amenazas, golpizas o robo de tu patrimonio.

Altísimas tasas de interés

En préstamos informales podrías terminar pagando tasas de interés mucho mayores a las del sistema financiero, en las que al ser cobros semanales podrías terminar pagando muchas más veces el monto al que te prestaron.

En muchas veces no te das cuenta, porque al no ser préstamos formales, no tienes a la vista el Costo Anual Total (CAT) del crédito, por lo que no tienes cómo comparar con una institución formal. Y como estos créditos suelen pedirse en situación de emergencia, muchas veces los aceptas sin pensar ni calcular.

Fuente: Especial

No generan historial

Como no están regulados, no hay forma en que estos préstamos queden registrados en tu historial crediticio, que te ayude a mejorar tu línea de crédito o a acceder a menores tasas de interés.

En el caso de estar dificultado para acceder a créditos, no olvides que algunos bancos ofrecen tarjetas de crédito  garantizadas, que son financiamientos que te ayudan a reparar tu historial crediticio.

No olvides seguir Oink Oink para más novedades.

Publicidad