Si tengo un préstamo preaprobado ¿me conviene aceptarlo?

Si aceptas verifica la tasa de interés, mensualidades a pagar y los montos durante la vida del crédito
Imagen: Especial

En el momento en que tienes un buen manejo de tus finanzas con instituciones bancarias hasta el dinero viene a ti. Es muy probable que te ofrezca un préstamo preaprobado. Se te otorgan porque la institución financiera ya evaluó tu perfil e historial y ha verificado que puedes obtenerlo.

Imagen: Especial

Generalmente no tienes que presentar más requisitos para el mismo y el banco calcula la cantidad de dinero que te puede prestar y hasta te ofrece plazos para que cubras el adeudo. Dependiendo el banco se pueden hacer los trámitarse desde una app.

¿Conviene aceptar un préstamo preaprobado?

Al hablar de temas financieros y de prestamos, hay que decir aparentan ser un respiro para los momentos cuando más los necesitas.

Los préstamos pueden sacar de un apuro rápidamente. Pero debes tener cuidado o se convertirá en un arma de dos filos.

Precauciones

  • Se recomienda usar el dinero para enfrentar algún imprevisto un gasto importante, nunca para darte un gusto.
  • Si lo aceptas ten cuidado los intereses podrían salirte caro.

Ventajas

Tendrás el dinero disponible para lo que necesites, no vas a padecer el papeleo y todos los requisitos que aplican cuando tú eres el que pide el crédito y no cuando el banco ya te precalificó y te lo ofrece, explica Mi Bolsillo.

  • Los créditos muchas veces son a tasa fija y no aplican penalización por pagos anticipados.
  • Los puedes pagar más rápido y reducir el tiempo que pagas intereses.

¿En qué es recomendable usar un crédito preaprobado?

Si tienes deudas en varias tarjetas de crédito o departamentales sería una buena opción tomar ese préstamo para saldar todas esas deudas. De esa forma las tendrías todas bajo el préstamo nuevo y donde pagarías una tasa fija y solo un interés, no varios y a bancos o tiendas departamentales distintas.

Imagen: Especial

Nunca está de más revisar las letras chiquitas, en especial, la tasa de interés. No tomes la decisión de momento y pide que te aclaren las mensualidades a pagar y los montos de cada una durante toda la vida del crédito.