¿Por qué deberías preferir comprar ropa cara?

¿Has pensado en tu huella ecológica y los impactos a tu bolsillo?
Imagen: Pixabay

A muchos nos gusta comprar ropa, y en muchos casos, preferimos una playera en una tienda de moda rápida que nos costará 200 pesos a una de diseñador que costará entre 6 y 10 veces de esto, por decirlo de forma modesta. Te decimos porqué la ropa cara puede ser una mejor opción de compra.

No sorprende que sean más quienes prefieren la primera opción, sobre todo cuando los salarios medios en México no son espectaculares, e incluso la moda rápida es inalcanzable para estos bolsillos que viven al día.

Quienes toman de pasatiempo comprar esta ropa barata en la moda rápida, se encuentran renovando constantemente su guardarropa. Y las cadenas aprovechan este mercado sacando no cuatro temporadas de moda, sino unas seis o siete, sumando temporadas intermedias para vender más.

Imagen: Pixabay

El lado oscuro de estas tiendas tiene que ver con el impacto ecológico que tienen, pues son productos masificados que exigen procesos industriales demandantes.

Otro factor es el laboral, pues estas cadenas emplean mano de obra barata en países asiáticos. Sin embargo, la paradoja es que estas personas tienen un empleo y unos ingresos que la vida rural, es decir, fuera de las fábricas, no les puede ofrecer.

El más importante es que la ropa de la moda rápida te va a durar tanto como lo que te tardas en gastar esas sumas, pues además no está diseñada para durar. La idea es que rotes tu guardarropa con cada colección, entonces no tiene sentido fabricar algo que dure por años. Y entonces pierdes por ese lado.

Imagen: Unsplash

La clave: el precio por uso

No es necesario que gastes demasiado, sino que pienses en cuánto cuesta la prenda, cuando la vas a usar, y entonces podrás dividir el precio entre el número de usos que le diste. Puede ser que compraste unos zapatos de 5 mil pesos, pero que te pusiste 100 días, dándote un precio de 50 pesos por puesta, y una playera de 200 pesos que te pusiste dos veces y el precio por puesta fue de 100 pesos.

Ejemplos como este hay muchos: revisa tu guardarropa y ve cuantas cosas esperan a que las uses esperando una mejor ocasión. Y de la ropa de diseñador que tienes guardada y sin usar, mejor ni hablamos, porque ahí sí fue una pésima compra, aún si la agarraste en rebaja. De cualquier forma, recomendamos que no tomes estas compras como pasatiempo y solo compres lo que necesitas; aquí te dejamos unas recomendaciones para que hagas compras inteligentes.

Publicidad