Por esta razón te conviene no ponerte propósitos para año nuevo

La adicción a la novedad podría estar afectando tus finanzas personales
Imagen: Pixabay

Año con año nos ponemos propósitos para el año venidero. Sin embargo, podemos dedicar un año al que no nos pongamos propósitos nuevos, te decimos porqué te conviene.

La idea es que en vez de tener más cosas o querer aprender cosas que no sabemos, mejor aprovechemos las que tenemos y mejoremos en las cosas que ya sabemos. Si tienes muchos libros esperando, no compres más y lee los que ya tienes. Si te falta perfeccionar el inglés, en vez de aprender francés en duolingo, perfecciona ese inglés. Si hay desperfectos en tu casa, en vez de comprar cosas nuevas, repara lo que tienes.

Imagen: pexels

Con esto o descubres que esas cosas estaban olvidadas porque no las querías realmente, o que eran lo que necesitabas en la vida y solo te hacía falta paciencia.

Con esto además vas a perder la adicción por la novedad: por anhelar comprar o tener cosas, y cuando las tienes, quieres otras que perseguir, abandonando las que ya tienes.

Esto incluso puede ayudar a tus finanzas, dejando de comprar cosas que no necesitas y aprovechando las que compraste por impulso en el pasado. Elimina esos distractores de tu vida, céntrate en lo importante y redescúbrete.

No te pongas propósitos de año nuevo, mejor termina los proyectos que has iniciado. Aunque si de deudas se trata, mejor sí ponte el propósito de ahorrar el próximo año.

Publicidad