Podrías ser víctima de robo por mandar foto de tus tarjetas

Especialistas piden a las personas que ya no manden sus fotos ni transcriban los números de sus tarjetas
Imagen: Unsplash

Cuando hacemos un depósito o nos hacen uno, usualmente mandamos una foto de nuestra tarjeta para facilitar el número de plástico, el problema es que la hacerlo nos podríamos convertir en una víctima de robo.

El director de la fintech Enso, Rafael de la Parra, afirmó para Milenio que, el problema de compartir la foto de nuestras tarjetas, donde aparezca el número de plástico y nuestro nombre, es que facilita el robo de datos y la clonación de tarjetas.

“Uno espera que te hagan un depósito a la tarjeta, pero muchas veces ésta también tiene el nombre y la fecha de vencimiento, en teoría se necesita también el código de atrás (CVV), pero hay ciertos lugares en donde a pesar de que lo piden, no se confirma ese número”, afirmó Rafael de la Parra.

Imagen: Unsplash

Además, explicó que muchas de las fotos que se mandan a través de las aplicaciones de mensajería suelen guardarse en la galería de fotos de los dispositivos móviles, y comúnmente las personas no estamos acostumbrados a borrar ni proteger las fotos sensibles.

Para no poner tus datos en riesgo, el director de Enso aconseja que se utilicen plataformas y funcionalidades que ofrecen las aplicaciones bancarias, como lo son SPEI o el nuevo sistema de pago del Banco de México, el Cobro Digital (CoDi), herramientas que utilizan códigos QR para realizar los envíos más rápido y seguro.

Imagen: Unsplash

Por su parte, Jorge Zenteno, director general adjunto de negocios especiales de Santander, explicó que el fraude de robo o de dinero se acabará hasta que las personas entiendan que compartir los datos de su tarjeta por medio de fotos los pone en riesgo.

“El banco ha centrado la experiencia del cliente en dar un producto para dar rapidez a las transferencias por medio del teléfono móvil, por lo que debemos insistir en que no se debe mandar foto y que luego esté en los teléfonos de medio mundo los datos de las tarjetas porque es muy riesgoso”, subrayó el experto.

Finalmente, ambos especialistas remarcan y piden a las personas que ya no manden sus fotos ni transcriban los números de sus tarjetas, ya que el problema de los fraudes está en el manejo de los datos y al compartir esta información sensible nosotros mismos nos ponemos en peligro.