¿Quieres elevar la plusvalía de tu inmueble? Estas son las principales formas

Una de las principales acciones es cuando el terreno es bardeado
Imagen: Unsplash

Aunque no lo creas el valor de un bien inmueble se puede modificar, te decimos las principales formas que podrían elevar la plusvalía de un terreno baldío, de una oficina, un edificio, una casa o cualquier otro predio.

Imagen: Unsplash

Invertir en el terreno

Una de las principales acciones es cuando el dueño o los propietarios del lugar invierten en el terreno desde bardearlo si es que no haya nada construido, también al hacer una ampliación como un piso superior o incluso cuando pintan una casa, detalla Forbes.

Inversiones públicas cerca del lugar

En el momento en que el gobierno federal o un local realiza inversiones públicas para mejorar el lugar donde está ubicado el predio, eso beneficia a los dueños incluso cuando la obra pública no está cerca al terreno, un ejemplo, cuando se construye una carreta o un puente.

El valor de un domicilio puede elevarse si hay una remodelación en un parque cercano o en caso de que la banqueta se mejore.

Modificar el uso del suelo

Al cambiarse el valor de un inmueble se modificar el uso de suelo, esto ocurre al hacerse más niveles de construcción en un predio.

Esto puede ocurrir con el paso de los años, la ubicación cambia su valor, de ser una zona periférica puede convertirse en central, aquí se hace cambio en los niveles de construcción de los predios que rodean.

Existen otras formas, pero estas son las principales maneras de elevar la plusvalía de un terreno e invertir en mejoras se deberá a una acción hecha por el propietario del lugar.

¿Deseas saber el precio de tu domicilio?

La forma más usual de conocer el valor de una propiedad es contratar a un valuador que realice un estudio y le otorgue al dueño un valor de referencia, con respecto a cómo se están vendiendo los terrenos equiparables de la zona.

Imagen: Unsplash

Se debe tener en cuenta que los precios en el mercado son subjetivos y algo vale en el mercado por lo que otro esté dispuesto a pagar por ellos. No existe una norma o una ley que diga una propiedad ubicada en tal zona vale tanto.