¿Cómo organizar mis finanzas personales esta cuesta de enero?

Así puedes evitar que esta cuesta de enero se prolongue todo el 2021
Imagen: Pixabay

Si esta cuesta de enero la sientes más pronunciada que en años anteriores, te decimos cómo puedes organizar tus finanzas personales para que te cueste menos y evitar que se prolongue todo el año.

Identifica tus gastos importantes

Estos son los gastos a los que no puedes renunciar, como la renta, los servicios, la comida o tus deudas. Ese dinero debes apartarlo desde que te pagan para que no lo gastes en otra cosa.

Debes además llevar un registro de tus deudas vigentes, pagando primero las que tienen el mayor interés y las más grandes. Aquí te damos más consejos para pagar tus deudas.

Ten una lista de compras

Haz un presupuesto cada que vayas a salir de compras o que compres en línea No compres nada fuera de tu lista.

Esto incluye las rebajas, sobre todo en productos que no tenías pensado comprar. Recuerda que gastar menos en algún producto que no necesitas no es ahorrar, también es gastar.

Imagen: Pixabay

Evita las tarjetas de crédito

La tarjeta de crédito no es una extensión de tus ingresos, sino dinero que gastas hoy y que pagarás mañana. Si hoy no te alcanza, ¿por qué crees que mañana sí?

Si con tus ingresos actuales eres capaz de pagar lo que vas a adquirir al contado o no estás hasta el cuello de deudas, pero quieres un método cómodo de pago o contribuir a tu historial crediticio, puedes ignorar este paso.

Consolida tus deudas

Si tienes varias deudas que ya no sabes cómo pagar, puedes juntarlas en una sola y con menos intereses. Te decimos cómo consolidar tus deudas.

Ahorra

Si vives la cuesta de enero con más intensidad puede deberse a que no tenías hábitos de ahorro y que tan pronto como te pagan tu sueldo ya te lo gastaste. O tal vez a la situación económica, que golpea a empresarios y trabajadores.

Para evitar que esto vuelva a pasar es importante que desde que te pagan destines una parte de tu sueldo al ahorro. Primero debes tener un fondo para emergencias equivalente a 3 o 6 meses de tu sueldo.

Una vez que estés cubierto en ese aspecto y sin deudas podrás empezar a pensar en invertir tu dinero para que te genere ganancias.

Publicidad