¿Por qué no te deberías llevar por las emociones al invertir?

Si no investigas antes de invertir, no estás invirtiendo: estás apostando
Fuente: Pixabay

Al invertir, es común que nos dejemos llevar más por las emociones que por el pensamiento racional, lo cual nos puede llevar a tomar malas decisiones.

Todas las decisiones pueden llevarte a actuar y reaccionar de formas distintas, según tu información y la forma en cómo piensas. Es por esto que siempre debes investigar antes de invertir, conocer y asumir los riesgos, y en caso de tener pérdidas, checar porqué bajaron las bolsas.

Muchas veces se recupera lo que perdiste, solo debes ser paciente. Recuerda que en el caso de la bolsa de valores, las pérdidas no se materializan sino hasta que vendes.

Invertir sin investigar es como apostar || Fuente: Pixabay

Al invertir puedes pensar que el enemigo es el riesgo, pero lo primero al combatir es la actitud que tomas frente a él. Lo mejor que puedes hacer contra el riesgo es informarte antes de invertir y durante el proceso. Así, checa si la acción va al alza o a la baja, y establece un precio al que entrarás si la acción llega.

En Bolsa, suele decirse que compres en el rumor y vendas en la noticia. Es decir, para el momento en que los medios ya están cubriendo que una acción está llegando a máximos, tú vas a comprar, y luego podría desinflarse el precio.

Igual es común en las prácticas pump-and-dump, en las que te recomiendan comprar acciones que presuntamente tienen rendimientos extraordinarios. No olvides que nadie conoce el futuro ni te puede asegurar rendimientos.

Un portafolio de inversión debe estar hecho conforme a tus necesidades y no por lo que te cuentan en internet o las noticias || Fuente: Pixabay

La gente que no conoce mucho del tema, tan pronto como ve que sus acciones caen, las vende y en ese caso, las pérdidas sí se materializan. Sin embargo, puede pasar que los mercados se estabilicen y la acción que tenías vuelva a subir, ya cuando los medios dejaron de hablar del tema.

Para evitar esto, debes recordar lo que recomienda Warren Buffet: si no quieres tener una acción por más de diez años, no deberías considerar tenerla ni diez minutos. Así, el tema de las inversiones debe ser visto como un tema a largo plazo y no como hacerse rico en días o semanas.

En vez de pensar si el mercado está caro o barato, lo ideal es que diseñes un portafolio conforme a tus necesidades y metas, y que recuerdes no comprar o vender por miedo a perder la oportunidad. Siguenos en Oink Oink para más notas sobre inversiones.

Publicidad