Los mitos financieros sobre las deudas que te contaron tus amigos

Si también te dejaste llevar por la idea de que el que nada debe nada tiene, te decimos la contraparte
Imagen: Pixabay

Si tu mejor amigo te recomendó tomar un crédito, o te dijo que no es relevante tener deudas, puede que te hayas creído un par de estos mitos (que a fines de esta nota y no para explicación sobre literatura, son lo mismo que una mentira). Te decimos cuáles son.

Pagar el mínimo es la mejor opción para salir de deudas

Mientras más te tardes en pagar, los intereses acumulados van a ser más grandes. Hay bancos que piden un mínimo tan bajo que la deuda no va a parar de crecer. Para liquidar tus deudas es necesario que pagues la mayor cantidad posible para que pagues en el menor tiempo. Esto va a a implicar que pagues menos intereses.

Imagen: Pixabay

Si los bancos te otorgan crédito es porque lo puedes pagar

Aunque los bancos evalúan tu capacidad de pago, esto no es garantía de que puedas pagar. Tus gastos podrían crecer, o podrías perder tu trabajo, además de que no toman en cuenta que contrates más deuda en el futuro. Aquí hay un riesgo que los bancos evalúan antes de prestarte dinero, que supone que tanto puedes pagar, como no cumplir tus obligaciones.

Todas las instituciones financieras funcionan igual

Esto no es verdad, pues incluso hay opciones que se dedican a estafar. En cuanto a las opciones que sí están reguladas, hay la posibilidad de que haya diferencias en los intereses, condiciones o calidad del servicio que ofrecen. Por esta razón debes comparar antes de endeudarte, y mucho más importante es que estés atento a la tasa de interés a la que te prestan en vez de solo dejarte llevar por el dinero que te van a prestar.

Imagen: Pixabay

Los créditos te ayudan a tener dinero extra

Los préstamos que recibas hoy son dinero que vas a pagar mañana, sumado a los intereses. Además, en el futuro tendrás menos dinero disponible porque vas a estar pagando la deuda. Así, el dinero extra proviene de los ingresos adicionales, no de la deuda.

Publicidad