¿Deberían los jóvenes de 18 años apoyar económicamente a sus padres?

Si tus padres te pidieran que pagaras las cuentas de la casa ¿lo harías?
Imagen: pixabay

Los padres suelen ser los que apoyan a sus hijos. Pero si tus padres te pidieran que pagaras las cuentas de la casa ¿lo harías?

Hay ocasiones en que las finanzas familiares se tensan: Tu mamá no trabaja y tu papá no ha podido encontrar trabajo. Nadie más trabaja en la casa y puedes ver que hay carencias, un impulso te hace reaccionar y es cuando decides contribuir cuando puedas.

Al principio te puedes sentir resentido por tener que renunciar a parte de tus ingresos. Quizá estabas tan acostumbrado al estilo de vida ingenuo y pensabas que tus padres siempre tendrían dinero para sostener una casa.

Imagen: Iso Republic

En realidad la idea de que las personas apoyen a sus padres no es nada nuevo; más bien, tradicionalmente ocurre por medios menos visibles. Es posible que los hijos adultos no le den directamente a sus padres mayores, lo harán pagando impuestos.

Pero los estados de bienestar se están reduciendo en todo el mundo en medio de la debilidad de las finanzas públicas. La gente vive más y el Covid está destrozando las economías. Ahora, hay un nuevo interés en ver cómo las diferentes generaciones se apoyarán entre sí en el futuro cercano.

La idea de que los padres deberían ser los que controlen el bolsillo

Sin embargo, esto plantea interrogantes sobre quién debería apoyar a quién y cuánto. A menudo, esta disputa se reduce a quién ha tenido la experiencia “más dura”. El sentimiento común a menudo defiende que los millennials han tenido más dificultades con sus padres, y la lógica podría servir de que sus padres baby boomers deberían ser los que controlen el bolsillo.

La idea de que los millennials sean menos acomodados que sus padres es “un gran mito” y que los jóvenes de hoy en día no tienen menos posibilidades de éxito.

En términos de oportunidades, no hay absolutamente ninguna comparación. Entonces, por un lado, podría no ser muy controvertido pensar que los millennials que viven cómodamente en los países occidentales deberían apoyar financieramente a sus padres ancianos. Sin embargo, como la mayoría de las situaciones financieras.

La obligación de cambiar la forma en que pensamos sobre el apoyo mutuo va en ambos sentidos. Por ejemplo, los padres pueden necesitar comenzar a planificar financieramente para una vejez diferente a la que esperaban. Durante las últimas dos décadas, muchos baby boomers crecieron en economías sólidas en países desarrollados y son más saludables, ricos y longevos en comparación con las generaciones pasadas. Asumir la responsabilidad de nuestra vejez ha llegado a muchos países de altos y de bajos ingresos.

¿Familias pueden mantenerse a sí mismas?

Discutir sobre en qué grupo de edad debería recaer la carga no es el tema. Tal vez haya un problema aún mayor en todo esto que debemos abordar, no solo quién está proporcionando a las familias, sino si las familias pueden mantenerse a sí mismas.

En general, en la era de Covid-19, muchas familias de repente se las arreglan para sobrevivir. Eso estaba sucediendo incluso antes de la pandemia, y desde entonces la tendencia que alimenta la desigualdad acaba de acelerarse. Las divisiones entre los grupos socioeconómicos se han hecho mucho, mucho mayores.

Hay muchas personas en el mundo con antecedentes de clase media razonable que tienen los sistemas de apoyo emocional y financiero de la familia, ya sean padres que apoyan a sus hijos adultos o viceversa. Pero un número cada vez mayor de familias no pueden apoyarse entre sí en absoluto.

Especialmente el Covid-19 continúa agravando las duras realidades económicas y nos ayuda a repensar nuestro papel como adultos y en nuestra familia.

Publicidad