Esta es la diferencia entre inflar llantas con nitrógeno y aire convencional

El nitrógeno se ofrece como alternativa al aire para inflar neumáticos. ¿Pero eso es correcto?
Imagen: Twitter @CranberryAuto

El nitrógeno se ofrece como una alternativa al aire para inflar neumáticos. ¿Pero eso es correcto? Los neumáticos están diseñados y fabricados para proporcionar muchos kilómetros de excelente servicio, pero deben recibir un mantenimiento adecuado. El elemento clave del mantenimiento de los neumáticos es mantener la presión de inflado recomendada.

Imagen: Unsplash

El fabricante del vehículo recomienda la presión de inflado adecuada de los neumáticos y se puede encontrar en la placa de neumáticos del vehículo o en el manual del propietario del vehículo.

Se recomienda que el consumidor verifique la presión de inflado de sus llantas a intervalos regulares de al menos una vez al mes y antes de cada viaje largo o dos veces al mes.

Controlar la presión de los neumáticos

La presión de inflado de las llantas puede subir y bajar con los cambios en la temperatura ambiente. Por lo tanto, se recomienda controlar la presión de los neumáticos temprano en la mañana antes de que el calor del sol o el calor generado por la conducción provoque un aumento de la presión de los neumáticos.

Uso de nitrógeno en neumáticos

Entonces, ¿por qué se usa nitrógeno? En su forma pura, el nitrógeno se ha utilizado principalmente porque no favorece la humedad ni la combustión. El nitrógeno es un gas inerte (no inflamable), básicamente, nada más que aire seco sin oxígeno. De hecho, el aire ambiente contiene aproximadamente un 78% de nitrógeno, un 21% de oxígeno y un 1% de gases diversos.

Debido a las propiedades inertes del nitrógeno, a menudo se utiliza en aplicaciones de servicio de neumáticos altamente especializadas y / o entornos exigentes. Estas aplicaciones de servicio de neumáticos generalmente incluyen aeronaves, minería y uso comercial / pesado. Además, el nitrógeno se utiliza en las carreras de coches profesionales en las que están implicadas velocidades extremas de los vehículos.

Se utiliza nitrógeno seco para ayudar a reducir las variaciones de presión de los neumáticos donde incluso pequeñas diferencias de presión pueden afectar el manejo del vehículo en los límites extremos de rendimiento.

¿Es el nitrógeno adecuado para mi coche?

Para el uso cotidiano de los neumáticos de un auto no se requiere inflado de neumáticos con nitrógeno.

Sin embargo, el inflado de neumáticos con nitrógeno no daña los neumáticos y puede contribuir marginalmente a reducir la pérdida de inflado de los neumáticos por permeación. Sin embargo, el nitrógeno no evitará la pérdida de inflado de los neumáticos causada por pinchazos, fugas en la interfaz del neumático.

Se debe tomar en cuenta que el uso de nitrógeno solo no reemplaza el mantenimiento regular de la presión de inflado de los neumáticos. El inflado insuficiente o la sobrecarga de las llantas crearán tensiones excesivas y acumulación de calor que pueden provocar daños de las llantas o desprendimiento de la banda de rodadura, causando lesiones graves o la muerte.