Estos consejos te ayudan a no manchar tu historial crediticio

Tu historial crediticio habla de ti
Imagen: Especial

El dicho de como te ven te tratan aplica también en tu historial crediticio porque habla de ti.

¿Por qué es importante? Es un reflejo a las empresas o en instituciones bancarias
en las que quieras solicitar un préstamo o crédito. Cerca del 65.1% de las personas no registran sus gastos, y esto puede generar problemas financieros, asegura la Profeco.

Imagen: Especial

Tener malos hábitos trae consecuencias en tus finanzas y a la larga te sentirás atrapado de en un callejón sin salida.

¿Qué es el historial crediticio?

El historial crediticio refleja tu comportamiento cuando has recibido algún tipo de crédito. Y si no pagas a tiempo o dejas de pagar tus deudas, esto se reflejará en tu historial e irás adquiriendo una mala reputación. Esto ocasionará que cuando quieras pedir un nuevo préstamo no te lo permitirán ya que podrían identificarte como una persona morosa e incumplida.

¿Cómo logras tener historial crediticio sano?

Aunque parece obvio se logra pagando a tiempo y sin retrasarte en los pagos y asó garantizas que tu deuda no incremente ni tampoco se te genere intereses.

Estos consejos te ayudarán a evitar tener manchas en tu historial crediticio.

Elabora un presupuesto

Realiza un presupuesto para tener un panorama de tus ingresos y egresos para cubrir tus gastos habituales y compromisos financieros, entre ellos los créditos.

Imagen: Especial

Evita pagar el mínimo

No pagues sólo el mínimo y procura pagar más de lo que te solicitan, así puedes cubrir tu deuda en menos tiempo y con menos intereses.

Adquiere lo indispensable

Compra lo que solo necesitas y adquiere los productos que más se adaptan a tus necesidades y posibilidades de pago.

Si no vas a pagar para qué te invitan

Las deudas que no puedes pagar no las adquieras. Toma en cuenta que el crédito y las tarjetas de crédito son útiles para adquirir bienes o servicios, pero podrán convertirse en un enemigo si los usas de manera prudente.

Considera si pagas una buena suma de tus ingresos

Si destinas más del 25% de tus ingresos mensuales para pagar tus deudas, tienes un problema. Si pasas este porcentaje tu liquidez se verá afectada.

Al final, aunque te lo han dichos hasta el cansancio, no está de más, la tarjeta de crédito no es una extensión de tu sueldo es dinero prestado que vas a pagar y si tu capacidad de pago es mínima mejor ni te acerques a una gran deuda.