Heredar, traspasar o donar un inmueble a tus hijos ¿qué te conviene más?

El deseo de algunos de los padres es poder heredar una propiedad para el futuro de sus hijos
Imagen: Especial

El deseo de algunos de los padres es poder heredar una propiedad para el futuro de sus hijos qué conviene más ¿heredar un inmueble en vida o que tomen posesión de este hasta que mueras?

Imagen: Especial

“La persona que transmite por herencia, es decir el enajenante, no tiene que pagar absolutamente nada por ello. Quien traspasa un inmueble lo puede hacer por vía onerosa o por vía gratuita. Cuando es por vía onerosa es como si fuera una venta, o sea, quien transmite un inmueble recibe una contraprestación a cambio y por ello tiene que pagar Impuesto Sobre la Renta por enajenación. Si es por vía de donación, es decir, yo le regalo el inmueble a mis hijos en vida, yo no recibo nada a cambio y no tengo que pagar nada tampoco”, asegura José Antonio Manzanero, expresidente y actual decano del Colegio Nacional del Notariado Mexicano de acuerdo a una entrevista con Viva anuncios.

¿Qué debes saber del pago de impuestos por heredar?

En el momento en que los hijos reciben un inmueble por herencia es necesario distinguir varios aspectos y el más importante es la ubicación de la vivienda, hay entidades como la Ciudad de México, Nuevo León y Coahuila donde no se causan impuestos por recibir bienes inmuebles por herencia.

Cuando alguien recibe por herencia un inmueble ubicado en el Estado de México, por ejemplo, deberá pagar el mismo impuesto que paga una persona que compra una casa o departamento en esa zona: el Impuesto Sobre Adquisición de Inmuebles (ISAI).

En otros casos también tiene que ver el valor del inmueble, si lo que vas a adjudicar a tus hijos está dentro de cierta cantidad establecida, puedes estar exento por causa de muerte del ISAI. Pero si el valor del bien rebasa esa cifra, deberá gravarse en ese caso.

Casos de hacer un traspaso

El caso del traspaso es semejante al de la donación, depende de la ubicación del inmueble y, por tanto, de las leyes fiscales locales, también conocidas como códigos fiscales, leyes municipales o leyes de hacienda locales, si se grava o no la adquisición del bien inmueble aun por causa de muerte o a título gratuito. En ese sentido, la base para calcular el pago del impuesto correspondiente será en valor catastral o el valor de avalúo de la vivienda.

¿Qué pasa si heredo en vida?

Cuando los padres desean heredar en vida un inmueble a sus hijos, pueden asumir la responsabilidad de correr con los gastos de escrituración, impuestos, gastos notariales y los hijos pueden heredar sin hacer gasto alguno, salvo que la casa en cuestión se localice en algún estado donde sí se grave la operación.

Imagen: Unsplash

El mayor riesgo de tomar esta decisión es cuando los hijos quieran vender la propiedad o correr a los padres de la misa, sin que los padres puedan hacer algo para impedirlo.

“Si una persona muere y hereda una casa, ¿va a pagar por heredarla? Así es, pero no va a pagar el valor de la casa, solo los trámites que esto conlleva. A lo mejor va a gastar 4, 5 o 7% del valor del bien de un inmueble que vale un 100%. Eso los lleva a pensar ‘heredé esta casa, pero también me costó y pagué por esa herencia’. Si bien no se paga una contraprestación por la casa, sí se pagan los trámites y eso le da al heredero un sentido de pertenencia, de pagar sus contribuciones y regularizar sus papeles. Eso no es tan malo en mi opinión. En el caso del traspaso, también va de 5 a 7% del valor del inmueble, salvo que se trate de alguna ley fiscal local que grave con tasa cero o no grave a esas adquisiciones a título gratuito o por causa de muerte. Normalmente, los impuestos por adquisición son homogéneos, si no todo mundo llamaría donación a las compraventas”, explica el decano del Colegio Nacional del Notariado Mexicano.

¿Cómo padre o madre optarías por herencia en vida, traspaso o donación?