¿Cómo hablar sobre dinero cuando empiezas a salir con alguien?

Esta conversación puede ayudar a tener una mejor relación
Fuente: Pixabay

Hablar sobre dinero puede ser un gran tabú, sobre todo cuando estás empezando a salir con alguien. Sin embargo, hacerlo temprano puede ayudar a mejorar esa relación.

El dinero tiene un componente emocional, y no todas las personas tienen el mismo modo de acercarse a él. Hablar sobre dinero puede ayudar a pensar en decisiones conjuntas, fundamentales para construir una pareja. Sin embargo, el cómo hablar sobre dinero es distinto en cada etapa.

Hablar sobre dinero puede ayudar a evitar conflictos en el futuro || Fuente: Pixabay

Primera cita

En una primera cita, una pregunta relacionada con dinero es el quién paga. Esto empieza desde el momento de invitar a alguien, que puede ser menos ambiguo al decir “Me gustaría llevarte a cenar algún día”, en lugar de “¿Te gustaría que fuéramos a cenar juntos algún día?”. En la primera, hay una voz activa, y se entiende que quien invita paga, pero en la segunda opción hay ambigüedad.

Algunas personas prefieren dividir la cuenta a la mitad, sin importar quien preguntó. Otros prefieren pagar siempre la primera cita, y otros eligen turnarse el pago de cada cita. El juego es la apertura y cómo hablarlo: tratar el dinero como un tema temprano hará que después sea menos extraño.

Conociéndose mejor

Al iniciar una relación o estarse conociendo, el dinero no debería ser una conversación grande ni importante. Aunque aquí no hay respuestas universales y que funcionen en todos los casos, lo importante es no caer en el extremo de salir con alguien porque nos importen sus finanzas.

Al estarse conociendo mejor es que se deben introducir estos temas || Fuente: Pixabay

Sin embargo, una relación sana pasa por comprender cómo está la otra persona financieramente, sea ahorrando, invirtiendo, pagando sus deudas, o construyendo un fondo para emergencias. Estas metas financieras pueden ser compartidas, no para involucrar ahora a la otra persona de forma directa, sino para animarse mutuamente a que alcancen sus fines.

Por ejemplo, estar conscientes de esta situación puede ayudar a ser honestos en cuánto están dispuestos a gastar en una cita. Un hecho como este puede ayudar a que la pareja sea una ayuda en vez de hacer que se retrasen o se pierdan los objetivos financieros y de vida.

Formas de conversar estos temas pueden ser preguntar si la otra persona tiene ahorros para hacer algo divertido, a dónde le gustaría viajar; o también le puedes contar sobre lo que estás haciendo con tus finanzas. Por ejemplo, le puedes contar que llevas un presupuesto y si también lo hace, le puedes contar sobre esa historia que te llevó a endeudarte, o si viste peleas por dinero en tu familia y las quieres evitar.

Las conversaciones deben ser naturales en vez de forzadas, además de que ambos deben respetar la visión de la otra persona en torno a los asuntos de dinero para que puedan compaginarse mejor. Por acá te contamos sobre más sobre finanzas en pareja. Y no olvides seguir los canales de Oink Oink para más actualizaciones.

ANUNCIO