‘Gastos fantasma’: Qué son y cómo hacen que tu dinero se vaya a la basura

¡Los gastos fantasma acaban con tu quincena!
Los gastos fantasma dañan tus finanzas personales | Foto: Pexels

Hay distintos tipos de gastos en la vida cotidiana. Aquellos que se realizan para satisfacer necesidades básicas, como el pago de la renta, la comida del día, la despensa, los servicios, etc.

Y otros relacionados con solventar deseos personales y caprichos: comprarse un helado, ir al cine, apostar a favor de tu equipo favorito, entre otros.

Por supuesto, los primeros son gastos inevitables: deben ser considerados dentro de nuestro presupuesto, pues nos ayudan a sobrevivir.

Los caprichos personales pueden dañar tu economía | Foto: Pexels

Sin embargo, los segundos suelen representar un golpe duro para nuestro bolsillo. Por esa razón, hoy hablaremos de un tipo de gastos que se encasilla en esta categoría de gastos innecesarios, con la finalidad de identificarlos y, en la medida de lo posible, erradicarlos.

Nos referimos a los ‘gastos fantasma’. Básicamente, funcionan de manera similar a los ‘gastos hormiga’, esos desembolsos que parecen inofensivos, pero que a largo plazo se transforman en una fuga de dinero considerable.

Pues bien, los ‘gastos fantasma’ son fugas de dinero silenciosas. Son difíciles de evitar porque ni siquiera notamos que están ahí. Un ejemplo de este tipo de gastos son las suscripciones a servicios de streaming.

Las plataformas de streaming pueden ser una fuga de dinero considerable | Foto: Pexels

Cuando ingresas a alguna plataforma de streaming, es común que se te ofrezca un periodo de prueba gratuito. Para tomarlo, debes ingresar tu información bancaria. Una vez que concluye la prueba, el cobro por la suscripción se realiza de forma automática en tu tarjeta de crédito o débito.

El problema es que las personas suelen olvidar que la suscripción comienza a correr a partir de cierta fecha específica, por lo cual no se dan cuenta de que la plataforma está consumiendo recursos.

Lo peor del asunto es que este tipo de suscripciones se acumulan y terminan por llevarse buena parte de la quincena sin que los “usuarios” (que en realidad no hacen uso del servicio) lo noten.

A esto es a lo que se le conoce como ‘gastos fantasma’. Así pues, se recomienda reingresar a las plataformas que no usemos para cancelar cualquier tipo de cobro y quedarnos únicamente con aquellas suscripciones que realmente utilicemos.

Si quieres conocer más información como esta, síguenos en Oink-Oink.

ANUNCIO