Fondos de Inversión: Así puedes invertir sin arriesgar tu patrimonio

Diversifica tu inversión con un solo movimiento con esta opción
Imagen: Pixabay

Si buscas una opción segura para invertir tus ahorros, tu dinero, o estás pensando empezar a ahorrar mientras te proteges de la inflación, un Fondo de inversión es una buena opción para ti, porque te permite no perder valor mientras incrementas tu patrimonio.

Los fondos de inversión son administrados por expertos, que crean carteras diversificadas que generan mayores rendimientos a tu favor. Destacan porque están compuestos por una canasta de activos financieros en los que pueden incluirse acciones y deuda gubernamental, lo que genera distintas combinaciones para obtener rendimientos positivos, mientras que los riesgos se minimizan.

Imagen: Pixabay

¿A qué plazo puedo invertir en ellos?

  • Corto plazo: de uno a tres meses. Con esta opción, el riesgo es mínimo y podrías tener acceso diario al capital
  • Mediano plazo: tiene un horizonte de inversión de 1 a 3 años. Podrás encontrar activos de renta fija, así como el mercado de dinero.
  • Largo plazo: cuando la inversión supera los tres años. Esta opción está diseñada para darte altos rendimientos. Eso dependerá de los activos que formen el fondo y los riesgos que estés dispuesto a tomar.

¿Cómo puedo invertir en un fondo de inversión?

Debes fijar cuánto dinero estás dispuesto a invertir, por cuánto tiempo y cuáles son los riesgos que piensas asumir. A mayor riesgo puedes esperar una mayor rentabilidad.

Luego, tu inversión irá a las Operadoras de Fondos de Inversión, que están reguladas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). En México hay 42 operadoras, de las cuales algunas son independientes, y otras tantas pertenecen a grupos financieros.

Imagen: Pixabay

¿Qué necesito para comenzar a invertir?

Debes buscar una Operadora que te convenza, y luego:

  • Solicita abrir un contrato: es tan sencillo como el de una cuenta bancaria. Hay tres tipos de contratos, a saber:
    • Individuales, en los que hay solo un titular
    • Solidario, donde el titular y cotitutlares tienen dinero sin restricciones
    • Mancomunado, donde los titulares deben autorizar los movimientos de la cuenta.
  • Para abrir tu contrato debes llevar:
    • CURP
    • RFC
    • Comprobante de domicilio
    • Carta con los datos a detalle de la actividad a la que te dedicas
    • cuenta bancaria en donde se transferirán los recursos.

Para más consejos sobre inversión, recuerda seguirnos en nuestros canales oficiales.

Publicidad