6 consejos para poner en orden tus finanzas

Si simplificas tus finanzas te ahorras tiempo, trabajo y estrés mental
Imagen: pixabay

Cada año uno pide como deseo ponerse en forma al ejercitarse pero alguna vez ¿has pensado en poner en orden tus finanzas personales? No es tan complicado, sigue estos seis pasos.

Simplifica

  • Paga mensualmente todo lo que pueda ser (impuestos, gas, luz, seguros, cuotas de condominio).
  • Limita los cheques al mínimo, favorece siempre la tarjeta bancaria.
  • Cierre tus cuentas bancarias inactivas y consolida cuentas de ahorro de fondos bajos.

Imagen: Especial

Simplifica lo más posible a una sola cuenta bancaria y un único método de pago. Y, por supuesto, verás tu cuenta bancaria en línea, no en papel.

Si simplificas tus finanzas te ahorras tiempo, trabajo y estrés mental. Dejas a un lado lo que no es importante para concentrarte en lo que realmente importa.

Utiliza un estado de cuenta inteligente

Para obtener una imagen real de tus gastos, debes clasificarlos: esto es lo que llamamos un “estado de cuenta inteligente“. La buena noticia es que hay software y servicios gratuitos en línea disponibles para esto.

Esta primera clasificación también es una oportunidad para hacer una primera selección de lo superfluo y, por qué no, para eliminar esta suscripción al gimnasio que te quedas solo para motivarte para ir.

Utiliza un presupuesto para lograr tus objetivos

¿Tiene deseos económicos? reducción de tu deuda, coche nuevo, ahorro, aportación personal para la compra de un inmueble.

Conviértalos en objetivos presupuestarios. Si tus deseos no se realizan en un presupuesto provisional, seguirán siendo sueños. El presupuesto es una gran herramienta para poner tu dinero al servicio de tu vida.

Suma todos tus ingresos (salario, intereses, ingresos empresariales) y todos tus gastos mensualmente. Se construye en dos etapas: la previsión, que asigna una determinada cantidad a cada categoría de gasto, y la real, que anota al final del mes las discrepancias entre las previsiones y la real.

Sigue los indicadores correctos

Para administrar tus finanzas personales, debes conocer tres indicadores esenciales: la tasa de endeudamiento, la tasa de cargos fijos y la tasa de cargos restringidos.

Estos indicadores financieros, que se deben seguir mensualmente, te permiten comprender mejor a dónde va tu dinero.

Agudiza tu fuerza de voluntad

Tienes que aprender a dominar las herramientas, establecer nuevos hábitos. Es precisamente al principio cuando la situación contable es más confusa y donde hay más necesidad de resolverla. Por otro lado, una vez que se pone en marcha la máquina, ¡todo rueda casi por sí solo! ¡La fuerza de voluntad es un músculo!

¡No andes por ahí!

Las cuentas mal administradas son una carga mental que te persigue día tras día.Pon fin a toda esa mala gestión y retoma el camino hacia la serenidad financiera que tanto buscas.