Estos 4 trucos de ahorro no le funcionan a todo el mundo

Te contamos las alternativas a estos consejos frecuentes para ahorrar
Fuente: Pixabay

Algunos trucos y métodos de ahorro son tan agresivos que funcionan como los atracones de comida para quien baja de peso con tácticas estrictas: las personas pasan tiempo restringiendo el gasto o consumo de cosas que aman, sólo para después gastar o comer compulsivamente de nuevo. Te contamos de estas técnicas ‘universales’ que no necesariamente le funcionan a todo el mundo. 

1: Preparar tu comida en casa

Para quienes no disfrutan cocinar, esto ayuda a ahorrar dinero; pero si no te comprometes a largo plazo, o no te das permiso de salir a comer algunas veces, podrías sentir la asfixia de las labores del hogar (si tus ahorros están creciendo, puedes sentirte con la tentación de salir a comer).

Permite en tu presupuesto la diversión || Fuente: Pixabay

Para evitar esto, puedes incluir en tu presupuesto mensual alguna salida esporádica a comer, que te permita respirar y tomarte un descanso de cocinar de vez en cuando.

2: El método de los sobres

Si te pagan por transferencia electrónica, puede ser molesto ir al banco a sacar dinero para alimentar tus sobres, lo que termina haciendo costoso trasladarse al cajero, comprar sobres, y organizar tus ahorros en una forma arcaica y poco práctica. 

Funciona mejor presupuestar y apartar desde que te paguen un porcentaje de tu sueldo al ahorro, que en vez de poner en un sobre, pondrás en una cuenta aparte, como en CetesDirecto, donde ganarás intereses y protegerás tu dinero de la inflación. Esto es más sostenible que ‘jugar’ a ahorrar y apartar una cantidad azarosa de dinero, técnica cuya aplicación no es sostenible a largo plazo. 

3: Pagar automáticamente las cuentas

Los pagos automatizados de servicios como la electricidad, el teléfono o el agua pueden hacer más fácil tu vida, pero pueden ser frustrantes si no presupuestas y cuando llegan los cobros no hay fondos en tu cuenta.

Renunciar al entretenimiento no siempre ayuda || Fuente: Pixabay

En su lugar, puede ser más útil pagar manualmente tus cuentas para hacerte consciente de cuánto dinero te gastas en rubros como la electricidad (en donde el recibo depende de tus consumos), tu plan de telefonía móvil (si quieres un plan menos costoso, te harás consciente al pagarlo) o la membresía del gimnasio, que a veces no utilizas.

4: Cancelar tus suscripciones a plataformas de streaming

A veces no quieres escoger entre Netflix, Spotify y Disney Plus para conseguir tus metas financieras. En su lugar, puedes dividir las cuentas con amigos y aprovechar planes de suscripción familiar que les permitan aumentar su acceso a plataformas de streaming.

Te invitamos a seguir los canales de Oink Oink.

ANUNCIO