Esto es lo que ocurre si pasas tu tarjeta de crédito como si fuera de débito

Asegúrate de ingresar tus datos bancarios de forma correcta cuando realices compras en línea
Así es como debes usar tu tarjeta de crédito en línea | Foto: Unsplash

Cuando realizamos una compra por internet, debemos especificar cuál será nuestro método de pago: tarjeta de crédito o tarjeta de débito. Esto se hace con la finalidad de facilitar el proceso de recaudación de fondos por parte de la empresa que ofrece el artículo que deseas adquirir.

Si eliges tarjeta de débito, se activa una ‘operación online’. Esto quiere decir que se genera una transacción inmediata: se hace el cargo correspondiente a tu tarjeta y la cuenta del vendedor recibe los fondos de forma instantánea.

En cambio, si prefieres usar tu tarjeta de crédito, se inicia un ‘proceso offline’. Esta operación no se hace de forma directa, sino que inicia a partir de la hora de corte de la empresa ofertante, en cuyo caso se genera un lapso de validación del cargo.

Revisa dos veces tus datos bancarios antes de hacer compras en línea | Foto: Unsplash

Problemas de usar tu tarjeta de crédito como si fuera de débito

Pero, ¿qué ocurre si haces pasar tu tarjeta de crédito como si fuera de débito o viceversa? Esto no es nada común, puesto que el sistema de pago de los sitios web suele reconocer el tipo de cuenta que ingresas.

No obstante, si por algún tipo de error esto llegara a suceder, no es nada grave. La única consecuencia sería que el cargo a tu tarjeta de crédito se realizaría en una sola exhibición, en cuyo caso se omitiría la promoción a crédito que hayas elegido; o bien, que el cargo llegue de forma inmediata a tu tarjeta de débito y provoque un desajuste en el presupuesto que habías dispuesto para esa compra; respectivamente.

Por lo tanto, te recomendamos revisar tus datos dos veces antes de completar una compra por internet, con el fin de evitar cualquier tipo de inconveniente con tus tarjetas.

Si quieres conocer más información sobre éste y otros temas, síguenos en Oink-Oink.

Publicidad