Esto es lo que dicen las letras chiquitas de los contratos del banco

Es importante leerlos o conocer su contenido de antemano para evitar sorpresas
Imagen: Pixabay

Cuando abrimos cuentas bancarias o tramitamos tarjetas de crédito, generalmente no leemos las letras chiquitas que vienen hasta el fondo del contrato con el banco.

Igual que aceptamos sin leer los términos y condiciones al abrir cuentas en redes sociales, no leer las letras chiquitas en los contratos puede hacer que terminemos inconformes y con quejas.

¿Qué permisos tiene el banco una vez que firmé el contrato?

Por ejemplo, existe la Cláusula de compensación, a través de la cual los bancos pueden recuperar un pago vencido. Esto lo hacen sustrayendo dinero de cuentas de ahorro para cubrir un porcentaje de algún crédito vencido. Además se realiza en tanto se establezcan montos, fecha y plazo.

Imagen: Especial

Estas cláusulas están presentes en cŕeditos automotrices, de nómina, de cuenta corriente, de habilitación, hipotecarios, personales, refaccionarios, simples, de ahorro para el retiro, o de tarjeta de crédito.

Si fui víctima de algún abuso de mi banco, ¿con quién acudir?

Si consideras que eres víctima de algún abuso, puedes denunciar ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), donde además debes llevar contigo los contratos bancarios.

Si en función de los contratos sufriste algún abuso que no está contemplado en las cláusulas, tu denuncia procederá. Si el banco se cobra un crédito vencido y las letras chiquitas del contrato lo amparan, es posible que no se pueda hacer mucho por ti.