¿Estás en una tanda de ahorro? ¡Aguas con el SAT!

¿Ya armaste la tanda de septiembre? ¡Cuidado con el SAT!

El ahorro informal es muy común en México. Las personas suelen guardar dinero debajo del colchón, en una alcancía o incluso hacer tandas con amigos y conocidos.

En esta ocasión, nos detendremos precisamente en esta última opción y valoraremos sus pros y contras para tus finanzas personales.

Entrar a una tanda es un método de ahorro tan válido como cualquier otro. Se trata de hacer aportaciones semanales durante cierto periodo de tiempo, definido en relación directa con el número de participantes.

Éstos son los pros y contras de una tanda de ahorro | Fuente: Unsplash

Si hay 10 personas en la tanda, se harán aportaciones durante 10 semanas, por ejemplo. Asimismo, la cantidad final que ahorres será la misma cantidad que se junte por semana entre todos los miembros de la lista.

Así pues, el dinero semanal se le otorga a manera de préstamo a cada uno de los participantes, de acuerdo con el turno que les haya tocado al inicio de la tanda. Es, entonces, un método de adelanto y ahorro de dinero, por lo cual suele resultar en un beneficio para todos.

Sin embargo, existe una contraparte preocupante. Generalmente, las aportaciones de una tanda se realizan en efectivo y se guardan en una caja que administra el organizador.

El SAT podría auditarte para comprobar la procedencia del dinero de la tanda de ahorro | Fuente: Unsplash

Esto ocasiona que no haya registro alguno de la procedencia del dinero que se recibe como adelanto cada semana. Así que si utilizas esos recursos para saldar deudas de tu tarjeta de crédito o comprar cualquier tipo de producto, por mencionar algunos ejemplos, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) podría identificarlo como una conducta sospechosa.

Cuando tus gastos superan tus ingresos comprobables, el SAT infiere que ocultas la fuente de estos recursos: ya sea por la procedencia de los mismos o para evitar cumplir con tus obligaciones fiscales. 

Por lo tanto, el punto en contra de una tanda de ahorro es que ésta podría derivar en una auditoría por discrepancia fiscal.

Si quieres conocer más información como ésta, síguenos en Oink-Oink.

Publicidad