¿Estás en riesgo de ser desalojado? Con estas alternativas lo puedes arreglar

Existen dos formas de pedir al inquilino que se salga del inmueble
Imagen: Unsplash

La pandemia por el coronavirus provocó una crisis económica y de desempleo, por ello, muchas personas han dejado de pagar la renta de su vivienda, situación que ha generado una ola de problemas; si tú estás en riesgo de ser desalojado, aquí te damos alternativas para solucionarlo.

El gerente jurídico de la plataforma inmobiliaria Homie.mx, Christian Ruiz, explicó para El Economista, que existen dos formas de pedir al inquilino que se salga del inmueble; la primera es de manera extrajudicial y la segunda es la judicial.

Si el propietario lo hace de manera extrajudicial le pedirá, de manera anticipada, que necesita la vivienda y tendrá que explicar los motivos por los cuales está pidiendo el regreso del inmueble. También deberá establecer un tiempo límite para desalojarse la propiedad.

“El casero no puede obligar o presionar al inquilino a irse, ni meterse con sus pertenencias, cambiar la chapa o ya no abrirle la puerta, porque estaría cometiendo despojo y saldría contraproducente, porque de un proceso civil en donde el que incumple es el arrendatario, terminaría en un juicio penal y el propietario podría salir afectado”, informó el experto.

Si el propietario recurre a un proceso judicial, deberá tramitar un juicio de controversia de arrendamiento inmobiliario, el cual dura de ocho a 16 meses y para iniciar con el proceso tiene que presentar el contrato de renta y alegar el pago de las rentas pendientes y la devolución del inmueble.

Las alternativas para evitar el desalojo, en cualquiera de sus formas, son: negociar y el depósito; la primera opción consiste en negociar, donde ambas partes den por terminado el contrato. El inquilino deberá salirse de la vivienda, pero tienen que llegar a un acuerdo sobre el pago de las rentas atrasadas, puede ser el pago del 50 o 60%.

La segunda opción, es la menos recomendable, pero puede ser una gran alternativa para esta situación extraordinaria, el inquilino puede usar el depósito de garantía como el pago de la renta, el problema es que si hay daños o desperfectos en el inmueble, ya no habrá recursos para repararlos.