¿Esperando un bebé? Así puedes prepararte financieramente

Te decimos cuál es el costo de tener un bebé en 2020
Imagen: Pixabay

La crianza de un bebé que llega a nuestras vidas puede ser una gran noticia, pero debes tener en cuenta una serie de consejos financieros, pues se trata de una inversión a largo plazo.

En promedio, podríamos indicar que el costo de criar niños en Estados Unidos es equivalente a 6 millones de pesos, desde que son bebés hasta antes de entrar a la universidad. Tal vez podamos hacer un aproximado de que en México se gastan unos 3 o 4 millones de pesos (que obviamente no tienes en este momento, pero que deberás desembolsar con el paso de los años).

El dinero se gasta en casa (29%), comida (18%), cuidado o educación (16%), transporte (15%), cuidado médico (9%) o ropa (6%). Además, mientras más crezca tu hijo, más gastos deberás hacer. Es importante que tus gastos estén orientados a pensar a futuro.

Cuando esperas un bebé, primero debes tener un presupuesto para nueve meses: servicio médico, ropa de maternidad, cuidado personal y otros enseres para la madre.

Imagen: Unsplash

Luego, para cuando tengas al bebé, son gastos en el parto, pañales, transporte (como la silla para el auto), muebles (como la periquera, la cuna, la bacinica), juguetes, las idas al doctor, o eventos como cumpleaños y bautizos. Estos gastos debes hacerlos regularmente durante dos años, y luego vendrán otros nuevos, así que haz un aproximado por mes y multiplícalo por 24 para establecer un presupuesto.

De acuerdo con la aseguradora Prudential, los gastos prenatales pueden ascender a 64 mil pesos; y si en cuatro meses una pareja sin hijos gasta 32 mil pesos, una con hijos gastará 79 mil.

Con el presupuesto claro, puedes empezar a identificar en qué rubros podrías gastar menos, como en las cosas que consideras opcionales, o que puedes sustituir por algo más barato (¿ya pensaste en las cuentas mensuales por esa leche de fórmula o en los pañales desechables?)

Además, puedes evaluar las cosas que debes comprar contra las que puedes conseguir regaladas o prestadas.

Recuerda que debes tener en cuenta que el objetivo es cuidar tus finanzas sin poner en riesgo la integridad de tu hijo.