¿Es bueno facturar todo lo que compro?

Un hábito que debes de aplicar en tu día a día
La facturación ayuda a tu contabilidad | Imagen: Especial

Una de las situaciones que nos causan más dudas al momento de pagar por un bien o servicio es decidir si lo facturamos o no, Sin embargo, es posible que pasemos por alto los siguientes beneficios.

¿Es bueno facturar todo lo que compro?

La respuesta rápida será que sí, es bueno facturar ‘todo’ lo que compramos, aunque claro, existen ciertas consideraciones que debemos de tomar en cuenta para que sea válida en nuestra contabilidad. No obstante, te decimos los principales beneficios de solicitar factura al momento de pagar por un bien o servicio.

Trata de facturar lo que en verdad necesites | Imagen: Especial

  • Comprobación de gastos: al momento de solicitar facturas esto te ayudará a verificar la cantidad de ‘gastos’ del mes, como una manera de mejorar tu presupuesto e identificar si existen fugas que no visualizas. Por otro lado, te ayudará en aclarar cualquier anomalía con el SAT en caso de una discrepancia fiscal, donde tus ingresos no concuerden con los gastos.
  • Deducción de impuestos: uno de los principales beneficios es la deducción de impuestos, pues esto te ayudará a descontar de tu base de ingresos la cantidad de impuestos aplicables. Por ejemplo, si durante un periodo debes de pagar servicios médicos, escolares o funerarios, te servirá a pagar ‘menos’ impuestos. Por otro lado, si al realizar tu actividad económica debes de comprar equipo, maquinaria o pagar servicios indispensables, también te ayudará a pagar menos.
  • Comprobar propiedad de bienes: algo que se pasa por alto pero que es un beneficio importante es que la facturación ayuda a comprobar ante las autoridades que dichos bienes son de tu propiedad. Esto te ayudará al momento de hacer un testamento, vender bienes o evitar embargos de familiares, donde busquen despojarte de tus objetos.

Consideraciones antes de facturar

Ahora, si bien el facturar ‘todo’ te ayuda, no significa que cualquier bien o servicio entra en tus deducciones, ya que debe ser algo indispensable para el desarrollo de tus actividades.

Acércate con expertos para tu contabilidad | Imagen: Especial

Lo que significa que no es lo mismo facturar equipo como computadoras o celulares a despensa o botana, a menos que lo segundo se justifique como un bien indispensable. Finalmente, para tener una mejor contabilidad apóyate de una contadora o contador que te guie en la correcta facturación de bienes y servicios.

Si quieres más información sobre tus obligaciones fiscales, no dudes en consultar las novedades que tenemos en Oink-Oink.

ANUNCIO