¿En qué situaciones sí vale la pena endeudarse?

Estas deudas no son del todo malas
Conoce opciones para liquidar tu deuda | Fuente: Unsplash

Cuando hablamos de deudas, esto suele ser un tema complicado, ya que el pagarlas puede representar un impacto a nuestro bolsillo cuando no tenemos un presupuesto definido. Sin embargo, existen deudas que valen la pena asumir.

Cuando compramos una casa

Las consolidación es una opción para liquidar deudas | Fuente: Unsplash

Esta es una de las deudas más frecuentes y que la mayoría coincide, no hay “mejor” deuda que podemos contraer que al comprar una casa, ya sea que se nos brinde un crédito hipotecario por parte del Infonavit, FOVISSSTE o bancario, este deuda representará un esfuerzo por tu patrimonio.

Aunque debemos aclarar que las deudas que adquieras no deben representar más el 40% de todos tus ingresos, esto para no limitarte o recortar gastos básicos como alimento, ropa, calzado, transporte, comunicaciones, entre otros.

Además al ser una deuda a largo plazo y en caso de conseguir un mayor ingreso en los siguientes años, esto podrá ser más fácil de solventar o en caso contrario, existen planes de reestructuración de deudas para ajustar el abono de tu crédito.

Cuando se transformará en ganancia

Un presupuesto puede salvar tus finanzas personales | Fuente: Pixabay

Esto puede ser desde encontrar artículos que podemos revender a un mejor precio, el comprar maquinaria o insumos para nuestra PyME o comprar un vehículo que nos ayude directamente a desarrollar nuestra actividad laboral.

En este último caso, con los vehículos, una opción para no endeudarse de más es solicitar un leasing o renta de autos, el cual tiene la ventaja de manejar un pago mensual inferior a la compra o crédito, con la opción de renovar cada dos años la unidad por una más reciente.

Cuando alguien se enfermo

Verifica las clausulas del seguro | Fuente: Unsplash

Seamos sinceros, este es un tipo de deuda que a pesar de no traernos un beneficio monetario o plusvalía, la salud de uno mismo o familiar será lo primero que deseemos garantizar. Por esta razón, gastar en el tratamiento de una enfermedad no debería tomarse como mala.

Sin embargo, existen formas de reducir la deuda o simplemente evitarla, el cual es a través de un seguro de gastos médicos mayores o uno de vida, el cual nos protegerán financieramente al pagar una deducible o en su caso, indemnizarán a nuestros familiares en caso de fallecimiento, algo que les garantizará por un lapso de tiempo, estabilidad financiera.

Si quieres más información sobre economía y consejos en finanzas personales, no dudes en consultar las novedades que tenemos en Oink-Oink

Publicidad