Estos son los hábitos que te hacen perder dinero

En general hay malos hábitos de las familias y las personas de no llevar un presupuesto
Imagen: Iso Republic

¿Te ha pasado que pierdes el registro de tus gastos ya sea porque lo postergas, flojera o porque de plano no sabes cómo administrar tu dinero?

Parece un deporte extremo hacer que te rinda el dinero y no lo malgastes. Por eso te decimos algunos tips para hacer frente a los estragos económicos causados por la pandemia del Covid-19.

Consumo de cerveza (Imagen: Especial)

En general hay malos hábitos de las familias y las personas de no llevar un presupuesto y se dejan llevar por los pretextos.

Hay quien se queja: “el dinero no alcanza”, “gano muy poco y todo está muy caro”, no es mentira, pero, el mayor problema no está en cuánto ganas, sino en cómo gastas lo que recibes, explica Publimetro.

Cuándo sabes cuánto destinas a la despensa, cuánto ocupaste en entretenimiento o golosinas, es raro que alguien sepa la cantidad exacta.

Si se juntan todos esos gastos y además rentas, puedes perder o malgastar hasta 30% de tus ingresos, aseguran especialistas.

Estos son los hábitos negativos que descontrolan tu bolsillo

Compras sin responsabilidad

Tu quincena así como llega la usas en algo que no es indispensable como unos zapatos nuevos o en un celular de alta gama y en realidad no los necesitas.

Gastar dinero que no tienes

El “tarjetazo” es la vieja confiable y no se piensa que el dinero de la tarjeta es dinero del banco y lo quieren de vuelta con intereses.

No tener un presupuesto

Si desconoces cuánto gastas y en qué te puede traer muchos problemas al final del mes. Si destinas cada peso en algo específico y llevas un registro así será más fácil cumplir con tus obligaciones y tus metas.

Pagar el mínimo a la tarjeta

Si solo pagas el mínimo de las tarjetas te vuelves en el negocio eterno del banco. Es importante que no te endeudes y si lo hiciste paga de preferencia el total para no generar intereses.

Imagen: Especial

Sin objetivos o metas

Si careces de una meta definida te puede ocasionar que gastes compulsivamente en cosas que no necesitas si piensas en algo que te ilusiona como un viaje al extranjero o ahorrar para construir un cuarto o una casa te ayudará a cumplir una meta y así ver cumplidos tus sueños a mediano y largo plazo.