Desventajas de comprar una casa en un remate inmobiliario

Si quieres comprar tu casa en un remate inmobiliario, debes tomar en cuenta estos factores
Comprar una casa en un remate inmobiliario tiene ciertas desventajas | Foto: Pexels

Cuando una institución bancaria embarga una propiedad para liquidar una deuda hipotecaria, realiza un remate inmobiliario para ponerla a la venta. Las personas que quieren comprar una casa suelen acercarse a este tipo de remates puesto que representan una especie de ‘ganga’.

A saber, las viviendas son ofrecidas a precios mucho menores que su valor real de mercado. Esto ocurre porque a las instituciones bancarias solo les interesa recuperar el dinero del crédito hipotecario que otorgaron.

Hasta ahí todo bien, parece que los remates inmobiliarios son una gran opción. No obstante, también tienen ciertas desventajas que a continuación analizaremos.

Las propiedades embargadas pueden tener un costo más alto de lo que aparentan | Foto: Pexels

En primer lugar, vale señalar que las instituciones bancarias no son agencias inmobiliarias. Por lo tanto, no se preocupan por el estado de conservación de las propiedades.

Aunque puedes comprar una casa hasta 60% más barata de lo normal, es común que el nivel de deterioro sea grave y que tengas que gastar mucho dinero en la remodelación.

Por otro lado, no es posible visitar la vivienda antes de adquirirla. Así que cualquier desperfecto se descubrirá hasta el momento de concretar la operación.

Ahora bien, aunque los términos y condiciones son establecidos de forma particular por cada institución, en ocasiones no es posible comprar la propiedad con un crédito hipotecario.

En ocasiones no es posible adquirir las propiedades con crédito hipotecario | Foto: Pexels

Esto representa una desventaja mayor, pues tendrías que desembolsar de contado el pago para hacerte con la vivienda que elijas.

Por último, es importante subrayar que el precio establecido en el remate inmobiliario no cubre los gastos de escrituración. Así que cualquier pago relacionado con la adquisición de la propiedad correrá por tu cuenta: avalúo, inscripción en el Registro Público de la Propiedad, gastos notariales, etc.

En conclusión, los remates inmobiliarios son una gran opción siempre que conozcas conozcas a detalle los procesos propios de la compra de una vivienda.

Si quieres conocer más información como ésta, síguenos en Oink-Oink.

Publicidad