¿Cuándo debemos preocuparnos de las deudas?

Te presentamos algunos consejos para evitar el sobreendeudamiento
(Imagen: pexels)

¿Cuándo deberíamos preocuparse por las deudas? ¿Son algunas deudas más críticas que otras? Te presentamos algunos consejos para evitar el endeudamiento.

Si tienes un préstamo con el que adquiriste tu automóvil y debes a tus cinco tarjetas de crédito ¿Deberías estar más preocupado por tu situación financiera?

El índice de endeudamiento no debe exceder el 35% de los ingresos brutos mensuales y debe incluir todas las obligaciones fijas como alquiler, hipoteca, impuestos, pagos de préstamos para automóviles y tarjetas de crédito. Cuando el índice de endeudamiento es superior al 40% puede hacer que un hogar sea muy vulnerable a un aumento de las tasas de interés.

Imagen: Especial

Cuando los pagos mensuales superan el 40% de los ingresos brutos, es probable que surjan otros signos de sobre endeudamiento: uso del crédito para realizar compras esenciales (comida, ropa), adelantos de efectivo en una tarjeta de crédito para pagar otra, préstamos regulares de familiares y amigos para llegar a fin de mes entre cheques de pago, dificultad para pagar las facturas cuando vencen o pagos atrasados ​​del alquiler o la hipoteca.

Más vale prevenir

Quién no ha sentido la pesadez de pagos mensuales, pero no consideramos la situación lo suficientemente crítica como para consultar a un especialista. Sin embargo, incluso si es difícil admitir que tenemos demasiadas deudas, siempre es mejor prevenir que curar. Tan pronto como se sienta la carga de los pagos mensuales, deberíamos consultar a un asesor de finanzas personales para evitar problemas y encontrar soluciones antes de que nuestro informe crediticio se dañe.

¿Hay deudas buenas?

Si crees que “algunas deudas son realmente peores que otras”, las tarjetas de crédito de consumo y las deudas de “compra ahora, paga después” son definitivamente peores que las más ricas a largo plazo como la educación o los bienes raíces. Por otro lado, cuando llegan los pagos mensuales, no importa si la deuda es buena o mala. Lo que importa es poder hacer pagos.

Analiza tu realidad financiera

Cuando sientes estrés financiero debes ser capaz de mirar tu realidad financiera en lugar de huir de ella. Realiza una lista de las tarjetas de crédito y los préstamos que tenemos con sus saldos y pagos mensuales, y luego identifica qué te llevó al sobre endeudamiento que a veces es una cuestión de mal presupuesto.

Romper el ciclo de la deuda

Cuando se trata de soluciones, cada situación es diferente. Puedes revisar tu presupuesto y liberar una cantidad recortando los servicios de telecomunicaciones o comprando alimentos con una lista. En algunos casos más graves, recurrimos a la venta de activos.

La mejor manera de prevenir el sobreendeudamiento es conocer tus finanzas personales anualmente. Las finanzas son como la salud y si estás al pendiente de tus gastos puedes prevenir “muchas enfermedades“.

Publicidad