¿Cuáles son las desventajas y riesgos de entrar a una tanda?

En las tandas tienes más riesgos que beneficios, te contamos
Fuente: Oink Oink

Las tandas son un método de ahorro informal en el que las personas se organizan para ahorrar aportando una cantidad fija de dinero cada cierto periodo, y que luego recibirán otros participantes. Sin embargo, al estar en una tanda hay varias desventajas, te contamos.

  • No tienes seguridad. Siempre que se trabaja con dinero captado de otras personas, es necesario contar con un contrato y tener registro legal. Aquí eso no pasa y las tandas operan bajo la pura confianza en que los demás van a pagar puntualmente y que tú vas a recibir el dinero en la fecha acordada. Aunque muchas personas juran y perjuran que nunca han tenido un problema porque su comadre es “súper cumplida”, lo cierto es que el riesgo de incumplimiento (es decir, la probabilidad de que ocurra un hecho catastrófico, sin que sea seguro ni necesario que suceda) está latente.

Tu ahorro no está seguro en una tanda || Fuente: Pixabay

  • No hay liquidez: liquidez quiere decir que tengas disposición del dinero en el momento en que lo necesites. Hay inversiones que te dejan vender tus activos cuando lo necesites o retirar tu dinero más tus rendimientos cuando quieras. Aquí estás forzosamente en un esquema donde recibes dinero en un día establecido.
  • No hay rendimientos: Aquí estás reuniendo dinero, pero no te están pagando intereses. Por acá te contamos de alternativas digitales que sí te pagan intereses en una tanda.

Hay opciones que te pagan intereses, a bajo riesgo y con alta liquidez || Fuente: Pixabay

  • A largo plazo es pésima idea: si ahorras a largo plazo en una tanda, la inflación se va a comer tus rendimientos. La inflación es el proceso en el que el banco central aumenta la cantidad de dinero y crédito, y luego, el dinero que tienes en tu poder vale menos, haciendo que puedas comprar menos cosas. El dinero pierde cerca de 4% en inflación al año, así que por “poquito” que parezca, de forma acumulada los efectos son enormes (¿Te acuerdas cuando las papas de la tienda costaban 2 pesos? Exaaaacto, eso es la inflación). Precisamente, ese “poquito” que pagan las inversiones a renta fija es lo que te protege de la inflación.
  • Hay ganadores y perdedores: los primeros en recibir el dinero están recibiendo una especie de préstamo con bajos intereses, mientras que los últimos están recibiendo el mismo dinero que habrían obtenido ahorrando por su cuenta y sin recibir beneficios (y eso si les pagan).

Sigue Oink Oink para más novedades.

Publicidad