Por esta razón el Costo Anual Total (CAT) cambia en cada producto financiero

El CAT es una medida estandarizada del costo de un financiamiento
Imagen: Especial

Uno de los puntos más importantes que debes conocer antes de contratar un producto financiero, como tarjetas o créditos, es el Costo Anual Total (CAT), el cual cambia dependiendo el servicio que estés adquiriendo.

De acuerdo con el portal Mi Bolsillo, el CAT es una medida estandarizada del costo de un financiamiento y está expresado en términos porcentuales anuales, es decir, considera el porcentaje de intereses y otros cargos que pagarás al año por usar el producto financiero que adquiriste.

Es importante que los Bancos, Sociedades Financieras de Objeto Limitado y los comercios que tengan convenio con estos intermediarios compartan esta información con los usuarios al momento de ofrecerles un crédito o tarjeta, ya que este dato sirve para poder comparar los créditos, sus beneficios y desventajas.

El CAT considera el total de los costos y gastos esenciales en los créditos, como:

  • Comisiones
  • Descuentos y bonificaciones
  • Impuesto al Valor Agregado (IVA)
  • Primas de seguros (Se excluye las de los seguros de daños de automóvil)
  • Tasa de interés
  • Diferencia entre el precio a crédito del bien y su precio de contado
  • Cualquier otro que se le impute al usuario

La razón por la que el CAT cambia en cada crédito es porque debe considerar los diferentes elementos que se incluyan en tu compra; por ejemplo: el precio de contado, el moto y detalle de cualquier cargo, el número de pagos a realizar, intereses, incluyendo los moratorios y el derecho que se tiene al liquidar anticipadamente.

Finalmente, la PROFECO recomienda a los usuarios que antes de adquirir un producto o servicio solicite al proveedor la siguiente información: precio de contado, enganche, periodo de pago, monto del pago fijo, tasa de interés y el CAT.