¿Me conviene más comprar un auto nuevo o invertir?

Las decisiones financieras pesan, te contamos porqué es importante pensar en el futuro
Fuente: Pixabay

Comprar un auto es una decisión financiera considerable para muchos bolsillos. Si tomamos esta decisión, en muchas ocasiones damos un enganche y además pedimos un crédito. Invertir, por otro lado, no nos da una satisfacción inmediata, sino que implica apartar dinero y esperar a que nos genere rendimientos en el futuro.

Algo importante a aprender desde ya es que lo importante no es parecer rico, sino tener activos y recursos para tener estabilidad financiera: de nada sirve presumir dinero que no tienes. Y si ya tienes dinero, no lo presumas: te vuelves vulnerable.

Comprar un auto nuevo

Vamos a hacer una distinción: un automóvil es un pasivo y no un activo, salvo en el caso de que lo utilices como parte de un negocio. Esto quiere decir que en vez de poner dinero en tu bolsillo, lo saca, pues requiere múltiples gastos (pagos del crédito, trámites e impuestos, mantenimiento, gasolina, aditivos).

Un auto saca dinero de tu bolsillo si no lo usas para tu negocio || Fuente: Pixabay

Vamos a suponer que compras un auto que te cuesta 241 mil pesos, cuyo enganche será de 90 mil pesos, y por el préstamo por la cantidad restante de 151 mil pesos pagarás una tasa de interés fija del 11.99% a 5 años y cuotas mensuales de 3 mil 358.15 pesos.

Suponiendo que pagaste puntualmente, el crédito habría encarecido el auto en 50 mil 488.92 pesos. Por tanto, el auto habría costado en total 291 mil 488.92 pesos, cantidad que en cinco años habrás liquidado y ya el carro será completamente tuyo.

Lo malo es que habrás comprado un auto 2021, y en 2026, ya no será un modelo reciente. Por si fuera poco, el auto pierde valor con solo sacarlo de la agencia: en 2 años y suponiendo que está en buen estado, habría perdido 35% de su valor. Es decir, estás pagando más por un producto que se deprecia y te hará caer en muchos gastos.

Invertir construye activos, que en vez de sacar dinero de tus bolsillos, lo ponen en tu poder || Fuente: Pixabay

Invertir

Ahora vamos a suponer que en vez de comprarte el auto, destinas la misma cantidad a la inversión.

Vamos a suponer que pones tus 90 mil pesos del enganche inicial en una financiera que te paga 10% anual por tu inversión, y que te vas a mantener aportando los 3 mil 358.15 pesos mensuales a tu cuenta durante cinco años. Esto supondría que anualizado estarás metiendo 40 mil 296 pesos a tu cuenta.

Estos serían los resultados:

Fuente: captura de pantalla, The Investor House

La diferencia de fondo es que no tienes un auto en este instante, pero que dentro de cinco años y gracias a renunciar a tu consumo presente, evitaste pagar 50 mil 488 pesos que se fueron en intereses. Además, puedo firmarte que ese carro después de cinco años va a valer menos de lo que pagaste.

En su lugar, en esos cinco años habrías recibido 124 mil 79 pesos en intereses, que es el doble de la cantidad que habrías pagado. Si mantienes el mismo ritmo por 10 años, terminarías con 939 mil 873 pesos de ganancias netas, y 536 mil 913 pesos de ganancias de capital (y tu aportación real en esos años habría sido de 402 mil 960 pesos).

Invertir en bolsa y otras opciones puede darte mejores rendimientos que este 10% seguro que ofrecen las Sociedades Financieras, sigue Oink Oink para más consejos sobre inversiones.

Publicidad