Consejos rápidos para establecer un presupuesto familiar

Empieza a vivir con un presupuesto que funcione para ti y tu familia
(Imagen: unsplash)

Empieza a vivir con un presupuesto que funcione para ti y tu familia. Toma decisiones financieras saludables para eliminar deudas, reducir costos, ahorrar dinero y estirar un sueldo sin tener que hacer cálculos constantes.

Evalúa rápidamente tu situación financiera y comienza a ahorrar con estos sencillos consejos para establecer un presupuesto familiar hoy.

Imagen: Especial

Crea un presupuesto

El primer paso para vivir con un presupuesto limitado es realizar un seguimiento de los ingresos y gastos de tu familia. Reúne todas tus facturas, talones de cheques de pago, extractos bancarios, todo lo que tengas que muestre el dinero que entra o sale. Escribe un presupuesto para administrar tu dinero.

Cuando lo haces todos los meses sin un presupuesto en mente, estás desaprovechando oportunidades para reducir costos innecesarios y ahorrar dinero. Dedicar unos minutos a crear un presupuesto ahora puede ahorrarte mucho dinero en el futuro.

Establecer metas financieras

Cuando estás luchando mes a mes solo para pagar las facturas, ahorrar dinero parece un objetivo a largo plazo que siempre está fuera de tu alcance. Ya sea que deseas ahorrar dinero para los fondos universitarios de tu hijo o quieres guardar dinero para tu jubilación, establecer metas financieras es un paso importante para proteger el futuro de tu familia.

Tampoco descuides tus objetivos a corto plazo. Tus metas financieras pueden incluir reducciones rápidas en facturas de servicios públicos, facturas de cable y otros gastos que te impiden ahorrar más dinero cada mes.

Salir de la deuda

Si bien estar endeudado puede resultar abrumador, administrar tu deuda es fácil cuando estableces metas realistas. Se puede incorporar un plan de gestión de deudas en tu presupuesto para que puedas pagar tus tarjetas de crédito, hipotecar y eliminar tu deuda total.

Es posible que no puedas pagar todas tus deudas hoy, pero puedes crear un plan realista para trabajar hacia el pago de esa deuda. Tu presupuesto te mostrará dónde se desperdicia tu dinero con altos intereses y gastos innecesarios para que puedas identificar dónde realmente debe ir tu dinero.

Reduce tus impuestos

Deje de temer la fecha límite de impuestos. Los ajustes simples pueden reducir tus impuestos y agregar dinero a los resultados de tu familia.

Elegir el estado civil correcto para efectos de la declaración, estudiar las normas fiscales actuales sobre la reclamación de dependientes, utilizar el crédito fiscal por hijos y aprovechar los gastos de cuidado infantil y cuidado de dependientes son algunas de las normas fiscales que debe conocer todos los años cuando llegue el momento de presentar la declaración.

Plan para emergencias financieras

El estrés de una crisis financiera puede ejercer presión sobre las familias más ricas. Establecer un fondo de emergencia te ayuda a acumular ahorros para gastos inesperados.

El seguro de vida y la última voluntad y testamento también pueden proteger a tu familia de las dificultades financieras si algo te sucede a ti o tu cónyuge. Los beneficios y la tranquilidad de tenerlos en su lugar a menudo superan el costo.

Controlar el gasto en alimentos

Reducir los costos de alimentar a tu familia con un presupuesto de alimentos bien planificado. Ahorra dinero en comestibles con una lista de compras preparada de las recetas favoritas de tu familia. Siempre sabrás lo que necesitas y podrá detectar una venta en tus productos básicos. Esto mantiene la despensa de tu cocina surtida sin tener que pagar el precio completo.

Presupuesto para viajes

Muchas familias piensan que unas vacaciones destruyen automáticamente el presupuesto. Sin embargo, estirar el dinero de tu viaje puede hacer realidad el viaje de tus sueños. Con unos pocos pasos adicionales, puede ahorrar dinero en tus vacaciones para hacer de una escapada parte de tu presupuesto.

Si descubres que tu presupuesto simplemente no te permitirá viajar a tu familia, planifica una estadía que mantenga a todos cerca de casa pero que aún tenga espacio para excursiones y actividades divertidas que se ajusten a cualquier presupuesto.

Publicidad