Consejos para sacarle provecho a tu primer sueldo

Eres joven y tienes tu primer sueldo: conoce estos cinco consejos para sacarle el mayor provecho

Enhorabuena, haz iniciado tu vida laboral, pero no sabes qué hacer con tu dinero, aquí te decimos cómo sacarle provecho a tu primer sueldo. Algunas personas optan por guardar en un sobre los primeros billetes que se ganaron, pero aunque es un gesto simbólico muy respetable, hay mejores opciones.

Lo primero que piensan las personas cuando empiezan a trabajar es qué se van a comprar cuando reciban su primer sueldo. Pero pensar en gastarlo todo en compras inmediatas no es la mejor opción para iniciar la vida laboral con unas finanzas personales prometedoras.

Los jóvenes, por lo general, obtienen su primer empleo sin grandes responsabilidades económicas; es decir, sin dependientes, hipotecas o rentas que pagar. Los gastos fijos no son muchos si siguen viviendo con los padres. Pero esto no significa que no se necesite realizar una estrategia financiera.

Cinco cosas que debes hacer con tu primer sueldo

Piensa cuáles podrían ser tus gastos fijos, antes de hacer compras | Fuente: Pixabay

El mejor momento para iniciar una estrategia financiera a largo plazo es ahora. No importa si tienes 15 años o si ya estás jubilado. El hecho de contar con ingresos debería llevarte a pensar en el largo plazo. Recibir el primer sueldo es el primer paso para un futuro más confortable si sigues los siguientes pasos:

  • Identifica gastos y necesidades. Si eres joven, piensa en las necesidades reales: estudio, material educativo, cursos de idiomas, capacitación o entrenamiento de alguna disciplina que te ayudará en el futuro. Estos podrían ser tus gastos fijos que, a la larga se convertirán en una inversión. Tenlos en cuenta en el presupuesto mensual.
  • Comienza a ahorrar. Dentro de la planeación financiera, el ahorro es la parte más importante para asegurar la estabilidad en el futuro cercano y lejano. Empieza ahora y no te arrepentirás de los resultados. Ahorrar permite comprar mejores productos en el futuro y acceder a oportunidades de inversión que, de otro modo y sin un fondo de ahorro, serían inaccesibles.
  • Objetivos y metas. Tienes tu primer sueldo, pero, además, un ingreso seguro durante un tiempo indefinido. Suponiendo que tienes planeado estar un año en tu trabajo, debes planea qué puedes y debes lograr con el monto total de tu salario en ese año. Puedes pensar, por ejemplo, en juntar la cantidad necesaria para comprarte tu primera motocicleta, una computadora o para irte a tu primer viaje en solitario. ¡Planea!

Establece metas a mediano y largo plazo, como juntar para tu primer viaje solo | Fuente: Unsplash

  • Seguros y Afores. Aunque aún no tengas un patrimonio importante, puedes empezar a explorar las alternativas financieras para asegurar, por ejemplo, tu salud. Contrata un seguro que cubra los servicios dentales. Asimismo, es buen tiempo para comenzar a realizar el ahorro voluntario para el retiro. Checa cuál Afore te conviene.
  • Historial crediticio. Ahora que tienes un ingreso fijo mensual puedes acceder a un crédito departamental o incluso a tu primera tarjeta de crédito. Pide un crédito que puedas utilizar al mínimo, con el objetivo de ir haciendo un historial que demuestre que eres un buen pagador. Esto, con los años, resultará en mayores oportunidades crediticias, pues los bancos confiarán en ti para prestarte para adquirir un automóvil, una casa o iniciar tu empresa.

Sigue a Oink-Oink para más consejos sobre finanzas personales, ahorro, inversión y estrategias financieras.

Publicidad