Aprende a comprar y servir tablas de quesos para tu próxima reunión

Aquí está el secreto para convertir cualquier pequeña reunión en una ocasión especial
Imagen: pexels

Una vez que hayas hecho una lista de ingredientes estarás listo para comprar tu queso y comerlo también. Ten en cuenta los siguientes consejos al comprar en el supermercado y construir, y recuerda que no existe una forma correcta o incorrecta de construir una tabla de quesos.

Compra suficiente de todo

Averigua quién va a venir y calcula cuántos comerán. Una vez que estés en el mostrador de quesos adquiere alrededor de 1/4 de libra de cada queso especial que elijas. Siempre toma extras de estilos accesibles, como gouda añejo, queso cheddar fuerte y alpinos estelares, además de suficientes carnes curadas, nueces y frutas frescas o conservas para todos.

Creatividad mientras ensamblas tu tabla de quesos

Planifica una exhibición creativa. La clave para construir una tabla de quesos llamativa es “presentar una mezcla de diferentes formas, texturas y colores que presentan un tema geométrico general. Considera hacerlo personal creando mini tablas de quesos para cada invitado, o piensa fuera de la tabla y organiza una caja “para llevar” de embutidos, queso y acompañamientos para que todos disfruten.

Imagen: pexels

Llena el tablero por completo

Los espacios vacíos pueden hacer que el tablero se sienta escaso, incluso cuando tienes mucho que ofrecer. Organiza tus quesos y acompañamientos de una manera que cubra su base.

Ofrece opciones a los invitados

Trata de anticipar lo que les gustará a tus invitados. Puedes adelantarte a este problema al preparar tablas de quesos dulces y salados para que realmente haya algo para todos.

Construye una tabla de quesos

No te detengas en el queso. Agrega algunas nueces, una pizca de fruta, tal vez algunas carnes variadas y mermeladas elegantes, y obtendrás una variedad que seguramente complacerá. Nadie (al menos nadie en su sano juicio) jamás se burló de una variedad de delicias.

Cada persona es diferente y, afortunadamente, también lo es cada tabla de quesos. Desde lo salado hasta lo dulce y la especialidad, hay un arreglo para satisfacer a todos: una pareja con gustos aventureros, un mejor amigo que siempre trae su gusto por lo dulce, o los vecinos que está invitando a una noche de cine en el patio trasero a quienes les gusta un poco de especias.

Publicidad