¿Cómo se cobra un cheque para abono a cuenta del beneficiario?

Un título de valor que se niega a desaparecer a pesar de su poco uso
Estos cheques son emitidos a nombre del beneficiario | Fuente: Especial

Hoy en día hablar de cheques es más extraño, pues las transacciones electrónicas han dominado el mercado al permitir el depósito de dinero sin trasladarte a una sucursal. Sin embargo, aún siguen usándose de manera esporádica. Por este motivo te decimos cómo cobrar un cheque con abono a cuenta.

Características del cheque para abono a cuenta

En primer lugar debemos de diferenciar que un cheque con abono a cuenta del beneficiario es distinto de un cheque nominativo y al portador. Si bien, este cheque se expide a una persona en específico como el cheque nominativo, no se puede cobrar en efectivo y únicamente se ordena la transferencias de recursos a tu cuenta de banco personal.

El dinero no se entrega en efectivo | Fuente: Especial

Esta forma de cheque brinda mayor seguridad porque únicamente el beneficiario lo puede cobrar y evita salir con dinero en efectivo de la sucursal. Sin embargo, causa confusiones cuando se recibe, por que se prefiere que se tenga una cuenta en el mismo banco que el emisor para facilitar la operación.

¿Cómo cobrar un cheque con abono a cuenta?

En primer lugar debes de identificar cuál es el banco del emisor del cheque, esto será indispensable para facilitar el cobro del título de valor. En caso de tener una cuenta en el mismo banco debes de acudir a una sucursal y realizar lo siguiente:

Se recomienda tener una cuenta en el mismo banco del emisor | Fuente: Especial

  1. Indica a un ejecutivo de banco que cobrarás un cheque y necesitas pasar a ventanilla.
  2. Te pedirá que escribas en la parte trasera del cheque tu nombre, dirección, teléfono y firma
  3. En ventanilla te pedirán el cheque, tu identificación oficial y el número de cuenta del mismo banco.
  4. Efectuarán la transferencia de de recursos.

En caso que el cheque se emite con un banco que no tienes cuenta debes de acudir a la sucursal del emisor y solicitar la liberación del cheque, con esto, ya puedes acudir al banco de tu cuenta y solicitar el cobro. De esta manera el banco emisor transfiere a tu banco los recursos para que sean utilizados.

Finalmente, este tipo de operaciones pueden llevarte más tiempo, sobretodo cuando las cuentas no pertenecen a la misma entidad. Por esta razón se recomienda preguntar qué banco emitirá el cheque para saber si te debes desplazar a otra sucursal o en su defecto apertures una cuenta digital que te permita cobrar de forma inmediata.

Si quieres más información sobre economía y consejos en finanzas personales, no dudes en consultar las novedades que tenemos en Oink-Oink.

Publicidad