¿Cómo saber si la tasa de rendimiento de una cuenta de ahorro te conviene?

Sigue este consejo para adquirir una cuenta de ahorro y hacer crecer tu dinero
Elige una cuenta de ahorro de forma inteligente | Foto: Pixabay

Cuando buscas una cuenta de ahorro, las instituciones bancarias suelen proporcionarte información acerca de la tasa de rendimiento que te otorgan por guardar tu dinero.

En muchas ocasiones, las personas adquieren la cuenta por el simple hecho de escuchar la palabra “rendimiento”, pues implica que tendrán una ganancia por ahorrar.

No obstante, es indispensable valorar la situación con mayor cuidado. La tasa de rendimiento debe ser mayor al promedio de inflación, de lo contrario los recursos en tu cuenta de ahorro sufrirán una pérdida.

La tasa de rendimiento debe ser mayor al promedio de inflación | Foto: Pixabay

El asunto funciona así. La inflación provoca el aumento de precios en productos y servicios. Por ejemplo: si la inflación promedio anual es de 5%, esto quiere decir que los precios aumentaron de acuerdo a este porcentaje en el mes de referencia y en comparación al mismo mes del año anterior.

Si un producto cuesta 200 pesos, es posible que hace un año su precio haya sido menor en una magnitud de 5% y el aumento se deba a la inflación (aunque la inflación no afecta en igual magnitud a los bienes y servicios, más bien es un promedio ponderado de una canasta de bienes y servicios).

Ahora, el parámetro de referencia es la inflación presente, pero no hay forma de conocer la inflación futura, que es contra la que debes comparar tus inversiones del ahora. En este sentido, quienes contrataron Cetes a 28 días en octubre de 2020 a tasa anual de 4.35%, resultaron perdiendo con la tasa de inflación de octubre de 2021, que fue 6.2%. Esto significaría una pérdida real de 1.85%, por lo que de cada 100 pesos en Cetes, se perdió el valor nominal de 1.,85 pesos.

La inflación también compromete los recursos de tu cuenta de ahorro | Foto: Pixabay

El problema es que esto solo lo sabemos hasta que se publica la tasa a un año después, y en un contexto inflacionario como el actual, no tenemos completa certidumbre de cuánto será esta depreciación. Es por eso que una política monetaria saludable es deseable, donde podamos tener una expectativa de que la inflación esté bajo control y que las inversiones a renta fija nos paguen rendimientos que sabremos estén por encima de este nivel.

En conclusión, en teoría deberías elegir una cuenta de ahorro que te otorgue un rendimiento superior al promedio de inflación. Sin embargo, como no somos pitonisos, lo mejor que puedes hacer es diversificar a distintos plazos para que las inversiones a plazo fijo (3 meses, 6 meses, 1 año) compensen las posibles pérdidas que tengas invirtiendo a plazo de 1 mes o en liquidez.

Si quieres conocer más información como ésta, síguenos en Oink Oink.

Publicidad