¿Cómo puedo conocer mi perfil de inversionista?

No inviertas en activos de renta variable si no tienes claro cuál es tu tolerancia al riesgo
Fuente: Pixabay

Antes de invertir cualquier cantidad de dinero o en cualquier activo, es necesario que conozcas tu perfil de inversionista, que está definido por tu tolerancia al riesgo. Es importante tener en cuenta esto para poder comprender qué tan dispuesto estarías a soportar grandes pérdidas en el valor de tus inversiones: si tomas mucho riesgo, podría vender por pánico y vender en mal momento.

La tolerancia al riesgo suele asociarse a la edad del inversionista, aunque la edad no es el único factor por el que deben dejarse llevar. Sin embargo, en términos generales, las personas jóvenes y que por tanto, tienen un horizonte de tiempo largo por delante, tienen permitido tomar mayores riesgos que las personas mayores y con un horizonte temporal menor.

No olvides examinar tus objetivos y tu tolerancia al riesgo || Fuente: Pixabay

Los activos asociados a los perfiles con gran tolerancia al riesgo son las acciones, criptomonedas, ETFs; es decir, la renta variable. Por otro lado, para los perfiles con menor tolerancia al riesgo, se asocian activos como bonos, propiedades o ETFs. SIn embargo, no debemos asociar un tipo de activo a cada inversionista: estos activos deben incluirse en todo portafolio, pero tendrán mayor o menor peso en la gestión de riesgos que se lleve.

1: Inversionista agresivo

Los individuos e instituciones que compran instrumentos altamente volátiles. como acciones que podrían valer cero, contratos de opciones, o criptomonedas, se pueden considerar inversionistas agresivos. Estos perfiles también deben contar con activos de menor riesgo, pero en general se caracterizan por buscar los máximos retornos con el mayor riesgo posible.

Los inversionistas agresivos necesitan balancear sus portafolios con activos de menor riesgo || Fuente: Pixabay

2: Inversionista con aversión moderada al riesgo

Estos inversionistas pueden aceptar algún riesgo alto, pero adoptan un acercamiento balanceado al tener horizontes temporales de 5 a 10 años en sus inversiones. Por ejemplo, pueden comprar ETFs que sigan a algún índice bursátil, y mezclar su portafolio con bonos y activos estables. Una estrategia típica para estos inversionistas podría dividir la mitad del portafolio en instrumentos agresivos y otra mitad en acciones que paguen dividendos, además de adquirir bonos o propiedades. Otro portafolio puede ser el modelo Swensen.

AL acercarse la edad de retiro, lo mejor puede ser evitar los activos de mayor riesgo || Fuente: Pixabay

3: Inversionista conservador

Los inversionistas conservadores son quienes aceptan poca o nula volatilidad en sus portafolios. Por ejemplo, las personas jubiladas que invirtieron toda su vida, puede que ya no se sientan dispuestas a admitir riesgos. Los inversionistas conservadores prefieren vehículos de inversión garantizados y altamente líquidos, como bonos gubernamentales, inversiones a plazo fijo en el banco, o cualquier inversión que sea a renta fija y cuya función sea protegerse de la inflación.

Te invitamos a seguir los canales oficiales de Oink Oink.

ANUNCIO