¿Cómo evitar que se adueñen de mi casa si la presto a familiares o amigos?

Evita sorpresas al momento de prestar una casa
Evita que quieran adueñarse de tu casa | Fuente: Especial

Uno de las modalidades por el que miles de familias en México logran tener un techo es vivir en la casa prestada de un familiar o amigo. No obstante, existen casos donde los inquilinos han decidido adueñarse del inmueble, lo que genera litios sobre la propiedad. Por ello, te decimos cómo evitar que se apropien de una casa si la prestas.

¿Cómo evitar que me quiten una casa si la presto?

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Vivienda (ENVI), 2020 del INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía), se estima que de las 35.3 millones de viviendas particulares que hay en el país, 14.2% de ellas son prestadas por familiares o amigos.  Sin embargo, lo que puede parecer una obra de buena fe y apoyo fácilmente se transforma en pelea y litigios cuando las personas que habitan el inmueble prestado buscan adueñarse de la casa.

Al prestar una casa realiza un contrato de comodato | Fuente: Especial

Por ello, una manera eficiente para garantizar que no te quiten la casa es generar un contrato de comodato, esta es una figura que se establece en el artículo 2497 del Código Civil Federal, el cual ayuda a formalizar un préstamo de bienes donde no se pretende cobrar una renta u obtener un beneficio monetario.

Una manera sencilla y segura de garantizar ante las autoridades que tú decidiste prestar una casa sin ningún pago a cambio y el cual evitará que la pierdas ya que ambas partes acuerdan sus obligaciones y derechos.

Puntos a considerar en el préstamo de una vivienda

Si en tu caso tienes varias propiedades y quieres ayudar a un familiar o amigo es indispensable que generes este contrato, pues los acuerdos en palabra son fáciles de romper. Además, puedes especificar un tiempo por el que decides prestar el bien, mismo que los inquilinos deben respetar.

Garantizas ante las autoridades que la casa es de tu propiedad | Fuente: Especial

Finalmente, considera que al ser el dueño de la vivienda tu eres el responsable de las reparaciones del inmueble (aunque esto puede quedar en acuerdo con el beneficiario), pero los frutos de los bienes como la plusvalía no lo pueden gozar los que reciben la casa prestada.

Si quieres más información y consejos en la compra o renta de inmuebles, no dudes en consultar las novedades que tenemos en Oink-Oink.

ANUNCIO