¡Aléjate de charlatanes! Cómo elegir a un buen asesor financiero

Un asesor financiero independiente debe estar certificado por la CNBV y te ofrece muchas ventajas
La CNBV emite certificados para este tipo de asesores financieros | Fuente: Unsplash

No caigas en manos de charlatanes y mantén tu inversión segura al contratar a un buen asesor financiero. Lo barato sale caro y, aunque un asesor financiero profesional te cobrará una comisión, es mejor que arriesgar todos tus ahorros confiando en algún charlatán. Pero, ¿cómo elegir a un buen asesor financiero? Aquí te lo contamos.

Para convertirse en un verdadero asesor financiero no basta con tener algunos conocimientos del mercado bursátil o ser un inversionista, aficionado de las apps. Tampoco basta con seguir las redes sociales de los inversionistas y empresarios como Elon Musk.

Un verdadero asesor financiero debe contar con ciertas credenciales, certificaciones y calificaciones que lo hacen un agente confiable. La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) emite, desde 2014, una figura que certifica a un asesor de inversión independiente para ofrecer sus servicios.

Características del asesor financiero independiente ideal

El asesor puede adaptarse a montos pequeños o grandes | Fuente: Pexels

A continuación, te decimos cuáles son los puntos básicos que debe reunir un asesor financiero antes de contratarlo:

  • Certificación. Como te lo contamos, la CNBV tiene un registro de este tipo de asesores certificados. Puedes encontrar la lista en su página de internet. Un asesor certificado pasó casi un año de proceso para conseguir este reconocimiento, incluyendo exámenes especializados. Además, cuando ya están en operación, deben entregar a las autoridades reportes trimestrales sobre prevención de lavado de dinero.
  • Independencia. Como los asesores financieros independientes no dependen de alguna institución financiera, actúan con mayor libertad y se adecuan al cliente, más que un producto financiero determinado. Es decir, podrán crear un portafolio de inversión adecuado a tu presupuesto, ideas o intereses de inversión y, también, de acuerdo con tu propia predisposición al riesgo. Actuarán en nombre de tus metas y no las de un banco.
  • Inversión. Un asesor independiente se adaptará al monto monetario de tu inversión. Si los montos son relativamente bajos y representan los ahorros de un trabajador, el asesor independiente debe estar consciente de esto y administrar los fondos de un modo precavido.
  • Comisiones. En promedio, las inversiones de alrededor de un año pueden llegar a dejar utilidades de entre el 10 y el 20%, en condiciones normales. El asesor cobrará una comisión sobre estas utilidades.
  • Trayectoria. Verifica la trayectoria de los candidatos que consultes, antes de elegir. Verifica cuánto tiempo llevan en el ambiente.

Sigue a Oink-Oink para más consejos sobre inversión, ahorro y finanzas personales.

Publicidad