ANUNCIO

Cómo cobrarle a amigos y familiares que te deben dinero

¿Te dejaron de hablar cuando les cobraste lo que te debían? Aquí algunos tips para evitar esto
cobrar dinero prestado

A todos nos ha pasado: le prestamos dinero a un amigo y nunca nos pagó. Lo peor de todo es que cuando le cobramos, se hizo el sentido e incluso nos dejó de hablar. ¿También te ha pasado, verdad?

Pues bien, aquí vamos a hablar de cómo evitar este tipo de conflictos y cómo enfrentarlos en caso de que ocurran. Sabemos que nadie quiere pasar por una situación así y por eso es importante saber cómo actuar al respecto.

Consejos para resolver asuntos de dinero con familiares y amigos

  • Aprende a decir “no”

Esto parece algo muy sencillo, pero no lo es. Para poder decir la palabra NO debes poner en práctica el autocontrol y considerar las consecuencias que podría traerte el aceptar darle un préstamo a alguien.

como cobrar a amigos y familiares

Aprende a decir NO y evita conflictos por dinero con familiares y amigos | Fuente: Unsplash

Tus amigos y familiares pueden estar en un apuro económico y no está mal echarles una mano; no obstante, si no es un asunto realmente urgente, debes poner en primer lugar el bienestar de tus finanzas personales antes que las de los demás. Si prestar dinero te pondrá a ti en un apuro, entonces di NO.

  • Identifica el comportamiento financiero de tu amigo o familiar

Si conoces de antemano que quien te pide dinero se la pasa adquiriendo deudas imposibles de saldar, déjanos decirte que lo más probable es que a ti tampoco te pague. Más allá de una cuestión emocional, debes valorar económicamente el riesgo de hacer un préstamo.

En ocasiones, si accedes a la petición, podrías estar fomentando un mal hábito financiero en la otra persona y, en lugar de hacerle un bien, podrías provocar un daño a largo plazo.

hábito financiero

Contempla los hábitos financieros de quien te pide un préstamo | Fuente: Unsplash

  • No tengas miedo de cobrar

Aunque la otra parte suela enojarse, no tiene nada de malo cobrar el dinero que es tuyo. Recuerda que todos nos esforzamos por los ingresos que percibimos. Lo justo es que cobres sin miedo a reproches y distanciamientos.

El pedir que te paguen no es pedir un favor, sino requerir que se te devuelva lo que te pertenece. Eso sí, jamás recurras a la violencia.

  • Valora la opción de darlo por perdido

Todos necesitamos de todos. Si realmente piensas que esa persona estaba en un apuro grave y que lamentablemente no está en condiciones de pagar; si tu situación financiera te lo permite; o si no necesitas ya ese dinero: considera dejarlo ir y hacer tu buena acción del año.

Si deseas conocer más información como ésta, síguenos en Oink-Oink.

ANUNCIO