Cómo aprovechar el Buró de crédito para adquirir una casa

Si quieres adquirir una casa, tu Buró de crédito es fundamental.
Adquirir una casa resulta un reto para millones de jóvenes.| Foto: Unsplash

Adquirir una casa resulta un reto para millones de jóvenes que están en busca de un espacio que sea suyo, pero una de las constantes dudas que surgen para alcanzar ese propósito es la situación con la que cuentan en su Buró de crédito.

Actualmente la mayoría de los jóvenes suele tener preocupaciones por adquirir un crédito para comprar una casa, ya que esto representa una gran responsabilidad pues adquirir una deuda a largo plazo no es cualquier cosa.

Adquirir una casa resulta un reto para millones de jóvenes.| Foto: Unsplash

Estar dispuesto a pagar por un crédito hipotecario para los millennials significa limitarse, ya que sus gastos se vuelven más limitados, pues implica no salir los fines de semana a reuniones sociales, restaurantes o, incluso de viaje.

Esto es lo que necesitan para adquirir una casa.

Antes que nada es importante que cuenten con una fuente de ingresos, ya que es lo que permitirá hacer los pagos sin ningún tipo de retraso, también armar un presupuesto permite saber a dónde se está yendo el dinero que gastan.

Una vez que tengan contemplado cuánto es el dinero que les queda libre es recomendable destinar una parte al crédito hipotecario, puede ser no más del 40 por ciento de sus ingresos.

Un crédito hipotecario para los millennials significa limitarse.| Foto: Unsplash

El siguiente paso es ir en busca de un crédito, no significa que lo tengan que pedir, sólo es tener en mente cuál es el crédito que mejor les favorece.

En caso de tener pareja y querer construir una vida juntos la opción es que junten sus créditos para acceder a un monto alto, aunque antes es importante ver el score crediticio para saber cuánto tiene cada quien.

Para acceder al financiamiento es necesario que tengan al menos 6 meses de experiencia crediticia. Si no cuentan con un crédito que reporte al Buró, no hay reporte de crédito ni score, así que si no hay un crédito deben solicitarlo.

Destina una parte al crédito hipotecario puede ser no más del 40 por ciento.| Foto: Unsplash

Para empezar con un historial es importante sacar una tarjeta de crédito y hacer pequeños pagos con ella para crear un historial.

Si estás interesado en conocer los diferentes créditos a los que puedes acceder, el Buró de crédito cuenta con un servicio llamado Acredita- T, donde es posible capturar tus datos para que el sistema determine que instituciones pueden ofrecerte un crédito o tarjeta personal.

Recurrir a esta opción para sacar un crédito requiere responsabilidad y disciplina, así que si estás dispuesto no pierdas más tiempo y consigue la casa que tanto deseas.

Para más información visita Oink Oink.

ANUNCIO