¿Buscas reestructurar tu deuda con el banco? Te decimos las opciones que tienes

Para que ya no debas, puedes solicitar reestructuración, quita o consolidación
Imagen: Especial

Las deudas son la principal fuente de estrés financiero, sobre todo en un escenario en el que se están perdiendo ingresos y muchos ven reducidos sus ingresos. El marzo pasado, hubo prórrogas para pago de deudas, aunque cada día es más complicado para las familias ponerse al corriente con sus deudas.

En estas condiciones, puedes solicitar un convenio con el banco para negociar el pago de tus deudas. Si piensas recurrir a esta opción, deberás tener en cuenta las condiciones de pago que ofrecen las instituciones financieras cuando renegocias tu deuda, como el plazo o la tasa de interés. Si te ves en la necesidad de renegociar, debes saber que hay tres opciones: reestructurar, solicitar una quita, o pedir consolidación.

Opción 1: Solicita reestructuración

La reestructuración es cambiar las condiciones del crédito, generalmente los pagos y el tipo de interés. Esto podría ayudar a que sea más sencillo de pagar el crédito. Esto se incluye en tu Reporte de Crédito, aunque esto podría ayudarte a mantener una buena calificación en tu historial crediticio.

Imagen: Especial

Opción 2: Solicita una quita

La quita es un pago que no cubre el total del adeudo, que se realiza en una sola exhibición con descuento. El acuerdo generalmente es propuesto por el acreedor y varía el monto a pagar dependiendo de la institución. Será igual reportado en tu Reporte de Crédito, y en esta caso sí podría afectar tu historial crediticio hasta por seis años.

Opción 3: Solicita consolidación

Esta opción permite agrupar tus deudas en una sola: podría pasar el saldo de varias tarjetas de crédito a un sólo plástico. Esta opción te permite ahorrar en comisiones anuales por cada tarjeta, aunque debes revisar qué institución te ofrece mejores condiciones, como menor Costo Anual Total y menores tasas de interés.

Aunque no todos los bancos tienen este programa, si lo logras, podrías concentrar tus deudas bancarias y departamentales en una sola. El plazo a pagar podría ser de seis a 48 meses.