5 favores que nunca deberías hacer si quieres cuidar tus finanzas

Hacer estos favores: ¡significa peligro!
Evita hacer estos favores para cuidar tus finanzas | Foto: Pexels

Las personas suelen descuidar sus finanzas por hacerles favores a otras personas. Esto es perjudicial a corto y largo plazo e incluso puede ocasionar que entres en un bache sin fondo.

Para evitar una catástrofe financiera, te daremos algunas recomendaciones. Éstos son los 5 favores que nunca debes hacer si quieres mantener tus finanzas personales en buen estado.

Cuidar tus finanzas no es tan difícil

  • Prestar tu tarjeta de crédito

Una tarjeta de crédito es un instrumento personal e intransferible. Cuando prestas tu tarjeta a alguien más, provocas un desajuste entre tus ingresos y tus gastos. Esto puede ocasionar que el SAT te audite por discrepancia fiscal.

Prestar tu tarjeta de crédito podría traerte problemas con el SAT | Foto: Pexels

  • Prestar dinero

Prestar dinero suele derivar no solo en la pérdida de tus fondos, sino también en la disolución de lazos de amistad o familiares. Si quieres cuidar tu dinero y protegerte de tragos emocionalmente amargos, por favor: ¡no prestes dinero!

  • Sacar un préstamo a tu nombre para alguien más

Los préstamos personales suelen ser considerados como el dinero más caro del mundo. Esto por las elevadas tasas de interés que se imponen sobre los recursos otorgados. En general, ni siquiera es recomendable sacar préstamos para ti; menos para alguien más.

Los préstamos personales son considerados como el dinero más caro del mundo | Foto: Pexels

  • Ser aval de un desconocido

Cuando firmas como aval, puedes tener consecuencias graves en caso de que el deudor deje de pagar. Incluso podrían embargar tus bienes para solicitar la liquidación de la deuda.

Debes conocer bien, en sentido financiero, a la persona que te pida este tipo de favor. De lo contrario, debes negarte terminantemente.

  • Prestar tu auto

Esto podría considerarse como una superstición o un pensamiento infundado. Pero siempre ocurre: cuando prestas tu auto, algo malo le pasa. Evita gastos innecesarios y mejor considera tu vehículo como un objeto estrictamente personal.

Si quieres conocer más información como ésta, síguenos en Oink-Oink.

Publicidad