5 claves de inversión para estudiantes universitarios

Empezar a invertir joven te dará mejores resultados a largo plazo
Fuente: Pixabay

Empezar a invertir joven es algo deseable porque mientras antes inicies, tu tiempo tendrá más tiempo para crecer. Si eres un estudiante universitario, aquí te dejamos algunas claves para hacer trabajar tu dinero.

Invertir significa renunciar a parte de tu dinero en el presente para comprar activos como bonos, acciones, fondos, criptomonedas o propiedades, esperando beneficios futuros. Hay muchas formas de hacerlo, pero el objetivo es que tu dinero crezca. Tus activos crecen porque te pagan intereses, o porque su precio crece con respecto al precio en que compraste.

Fuente: Pixabay

1: Decide cuánto dinero invertirás

Es importante partir del supuesto en que ya presupuestas tus gastos mensuales, y que además tienes un apartado de tus ingresos para el ahorro. Una vez que sabes cuánto dinero puedes ahorrar al mes, puedes tomar parte de esos ahorros y empezar a invertir.

2: Elige un lugar para invertir

Debes definir tu tolerancia al riesgo, y buscar opciones para poner a trabajar tu dinero. Evita las “academias” de trading como Xifra o IM Mastery Academy, y busca opciones reguladas por las autoridades.

Fuente: Pixabay

Un buen lugar para iniciar con bajo riesgo es CetesDirecto o aportando a tu Afore. Sin embargo, si buscas invertir en acciones, busca casas de bolsa como GBM, Kuspit o Bursanet, que te permiten abrir tu contrato y operar desde tu casa.

3: Conoce las opciones para invertir

Debes saber que las inversiones se distinguen entre renta fija y renta variable. Son renta fija las opciones de menos riesgo que te ofrecen rendimientos fijos, estables y predecibles. Por ejemplo, los bonos del gobierno, los pagarés bancarios, o la inversión a plazos.

En la renta variable, los rendimientos dependen de las variaciones diarias en los mercados, por lo que rendimientos pasados no garantizan rendimientos futuros, y hasta puedes ver minusvalías (que tu activo valga menos dinero que el precio en que compraste). Ejemplos aquí son las acciones, fondos, o criptomonedas y sus derivados.

Fuente: Pixabay

4: Diversifica

La clave para invertir está en la diversificación, que consiste en tener un portafolio que esté compuesto de distintas clases de activos a fin de proteger tu dinero de los vaivenes del mercado. Conoce más sobre diversificación aquí.

5: Investiga y entiende los riesgos

Una de las claves es entender que la inversión implica componentes emocionales, y que al mismo tiempo es importante la educación para minimizar los riesgos entendiendo en lo que inviertes. Como dicen Warren Buffett, debes invertir en empresas que puedas entender.

Te recomendamos acudir con profesionales, como Peeptrade, que ofrecen cursos accesibles para aprender a invertir. Recuerda: invertir no es sencillo, hay que saber leer los reportes de las empresas en las que tienes tu dinero y comprender los contextos económicos y financieros.

Por último, te recomendamos no seguir recomendaciones particulares para invertir en activos específicos de ningún influencer, personalidad, medio o amigo. Cada instrumento de inversión debe ser elegido con respecto a tus planes, objetivos y tolerancia al riesgo. Te invitamos a seguir los canales oficiales de Oink Oink.

ANUNCIO