3 populares fraudes en criptomonedas (y cómo evitarlos)

No te dejes llevar por ganancias fáciles: te contamos sobre estos métodos de estafa en criptomonedas
Fuente: Unsplash

La tecnología blockchain fue creada como una defensa contra los fraudes. Sin embargo, sigue habiendo estafadores en el mercado de criptomonedas. Por eso, te contamos sobre sus métodos y cómo puedes evitarlos.

La firma Chainanalysis calcula que en 2021 se efectuaron 14 mil millones de dólares en transacciones fraudulentas en el mercado de criptomonedas, 79% más que en 2020. Los estafadores pueden engañar a los usuarios ofreciéndoles ganancias increíbles, aprovechando que ellos conocen mejor la tecnología blockchain que el público a quienes intentan estafar.

Los contratos inteligentes de los tokens pueden poner onerosas cargas a los inversionistas || Fuente: Unsplash

1: Criptomonedas nuevas con costos ocultos

La red de Ethereum permite a los usuarios crear tokens nativos que operen en su Blockchain, que a la postre los deja programar contratos inteligentes. Es decir, las personas con conocimiento de programación pueden crear su propia criptomoneda e incluir cláusulas en los contratos inteligentes que envíen grandes cuotas sobre el valor del token a los creadores.

Por ejemplo, la criptomoneda MetaMoonMars modificó sus tarifas de transacción a 99% sobre el valor del token poco después de haber sido lanzada. Esta criptomoneda aprovecha que algunos inversionistas buscan el momentum de corto plazo luego de las extraordinarias ganancias que ofrecieron tokens como Shiba Inu.

Para evitar este fraude, es mejor comprar pequeñas cantidades de criptomonedas de reciente creación (o evitarlas y quedarte en los proyectos consolidados). Comprando una pequeña cantidad y vendiendo pronto, podrás saber si hay alguna tarifa abusiva. 

Los inversionistas también pueden ser víctimas de un rug pull || Fuente: Especial

2: Criptomonedas nuevas que no puedes revender

En el mundo de criptomonedas, son fáciles de hacer los esquemas pump-and-dump, que son familiares para quienes operan penny stocks, y que se hizo famoso con la criptomoneda del Juego del Calamar de fines de Octubre.

En este fraude, los creadores de la criptomoneda crean cláusulas en un contrato inteligente que indiquen que la criptomoneda no podrá ser revendida. Esto otorga a los creadores el control absoluto sobre el precio. Como no se puede vender, aumenta la presión de compra, mientras no hay posibilidad de venta, por lo que el precio no cae. Para cuando la criptomoneda tenía ganancias de 230 000%, los creadores hicieron un rug pull, sacando sus ganancias y dejando a los inversionistas con tokens que pasaron de valer miles de dólares a centavos.

Para evitar estos fraudes, debes evitar criptomonedas de reciente creación. Mantente entre las de 50  a 100 más grandes por capitalización bursátil.

Tus NFTs son susceptibles de ser robados || Fuente: Usplash

3: NFTs con código oculto

En septiembre, varios usuarios en Twitter manifestaron su desacuerdo porque perdieron todo lo que tenían en sus carteras digitales de OpenSea. Pronto se descubrió que había defraudadores regalando Non Fungible Tokens (NFTs) que contenían un código malicioso que “limpiaba” los balances de los usuarios.

Posteriormente, OpenSea reparó esta vulnerabilidad, aunque hay otros usuarios que están cayendo en fraudes similares. Por lo pronto, la única forma de defenderte es teniendo cuidado de dónde das clic. 

No olvides seguir los canales de Oink Oink.

 

ANUNCIO